La SC prepara apertura de cinco ECOS más para 2014

Desde su inicio en marzo de 2013 y al final de este año son cerca de 17 millones de pesos los que se habrá invertido en este programa cultural.
Cada uno de los centros tiene diversas características según su entorno.
Cada uno de los centros tiene diversas características según su entorno. (Cortesía)

Guadalajara

Lagos de Moreno, Valle de Guadalupe, Villa Purificación, Tlaquepaque y Tequila son los municipios en los que la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC) ya planea instalar centros de formación musical del sistema estatal de orquestas de ensamble comunitarias para Jalisco ECOS Música para el Desarrollo. Con la instalación de estos centros, la dependencia habrá invertido al final de 2014 cerca de 17 millones de pesos desde el inicio del programa en marzo de 2013, anuncia Margarita Hernández directora de Vinculación y Desarrollo Sectorial de la dependencia estatal.

“El esquema del sistema es precisamente poder integrar las iniciativas de las asociaciones civiles o de otros municipios que ya estaban trabajando, incluirlas y darles una metodología unificada que reciban estos recursos para poder seguir adelante”, dice Hernández quien subraya que estos nuevos centros se añaden a los cuatro que hasta el momento están en funcionamiento y en los que trabajan poco menos de 20 profesores con sede en Poncitlán, Tuxpan, Mezquitic y Tlajomulco de Zúñiga.

Para los nuevos centros se contratará una cifra de instructores similar, los centros estarán listos en el transcurso de este semestre y el inicio de 2015. Otra noticia al respecto es que han comenzado a trabajar con el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (Iteso) para comenzar a certificar a los profesores implicados y los que se vayan añadiendo como promotores de desarrollo humano y desarrollo comunitario. “Eso es una novedad que marca una diferencia con cualquier otro sistema de orquesta en el país y a nivel internacional. Es decir, no existe esta certificación, para profesores en estos términos”, subraya Hernández, quien comenta que hasta el momento la parte artística la certifica el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

“No debemos olvidar que este programa se entiende primordialmente como de desarrollo social, y que utiliza a la música como una herramienta para poder acompañar a los chicos, sus familias y sus comunidades en este proceso”, explica la funcionaria, quien dice que las convocatorias a cada uno de estos centros se hacen en la comunidad en la que se piensa abrir el núcleo de manera directa con ayuda de las autoridades municipales.

Los cursos que se dan en cada comunidad tienen diversas características y los ciclos de clases son más o menos diferentes entre sí, en este momento los centros tienen vacaciones y se reactivan en septiembre.

Además de la preparación cotidiana, la SC convoca a campamentos cuando los chicos van a recibir alguna capacitación especial o van a tener alguna presentación como integrantes de las orquestas Sinfónica Juvenil José Rolón, Sinfónica Juvenil José Pablo Moncayo y la Orquesta infantil y juvenil de jazz.  También hay campamentos de capacitación para profesores como el que tendrán ahora en agosto. Según Hernández en todos los centros trabajan un esquema de orquesta y de coro, con la posibilidad de que a partir de esas dotaciones se detonen ensambles de diversos tipos, según la creatividad de los asistentes.

Actualmente en el centro ECOS de Tlajomulco se integró una orquesta sinfónica, en el de Mezquitíc, un coro bilingüe, en el de Poncitlán una orquesta típica y un mariachi y en el de Tuxpan también se formó una orquesta sinfónica.

Para mayor información del programa se puede consultar el sitio www.sc.jalisco.gob.mx

Dato

El programa ECOS crea, opera y mantiene una red estatal de ensambles, coros y orquestas sinfónicas comunitarias, en las que se ofrecen programas de formación musical a niños y jóvenes de entre 5 y 14 años. En el Programa participan el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura (SC) y los municipios de Jalisco. La SC se encarga de dotar de instrumentos al municipio y de operar los centros de formación musical; por su parte, el municipio es responsable de dotar de mobiliario y costear las refacciones necesarias para el mantenimiento de los instrumentos.