Secretaría de Salud paga 80 mdp a 23 trabajadores comisionados

La dependencia está atada de manos pues es una prerrogativa del organismo sindical.
SJJ está atada de manos pues son prerrogativas establecidas
SJJ está atada de manos pues son prerrogativas establecidas (Milenio Digital)

Guadalajara

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) eroga 80 millones de pesos anuales en el pago de 23 trabajadores comisionados a la sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntsa), y aunque recibió denuncias porque algunos de ellos son “aviadores” y se les acusa de vivir al amparo del organismo sindical, algunos incluso desde hace más de 20 años sin ocuparse de su plaza original, la dependencia está atada de manos pues es una prerrogativa de las condiciones generales de trabajo.

En entrevista con MILENIO JALISCO, Luis Maldonado López, director general de Administración de la SSJ, confirmó que las 23 personas que son enlistadas en la denuncia presentada por el nutriólogo Gerardo Curiel (adscrito a un centro de salud del estado), ante la Contraloría del Estado, el Congreso local y la oficina del gobernador Aristóteles Sandoval, están comisionadas a esa seccional, aunque este 2013 no les ha llegado aún el documento que ratifica sus licencias. Dijo que es un retraso “habitual”. En cuanto a las licencias  ratificadas hasta del 2012, confirmó que en efecto se evidencia que algunos trabajadores han rotado en el sindicato por años.

“El reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo de la SSa [Secretaría de Salud] establece en el artículo 130 inciso 8: conceder licencia al trabajador sin menoscabo de sus derechos y antigüedad en los siguientes casos a) para el desempeño de comisiones sindicales…”, citó. Como no se establece un plazo para dicho desempeño no hay ilegalidad que perseguir.

Curiel sostuvo en entrevista con este medio que los señalados sí causan un daño al erario, pues mientras no ejercen en la SSJ “y ciertamente tampoco desempeñan una labor en el sindicato, tienen otras plazas: hay personal en el ISSSTE y en la Secretaría de Educación; incluso un comisionado provee de crema y carnes frías a la SSJ”. También hay familiares, como es el caso del actual secretario general de la sección 28, Jesús Lepes y su hija. 

Maldonado López dijo que la SSJ no tiene facultad de auditar si el trabajador comisionado realmente trabaja en el sindicato. “Es en respeto a la autonomía sindical […] y a que se actúa de buena fe”.

No obstante, ante las denuncias, el caso ya se derivó a la jefatura de Asuntos Sindicales de la Secretaría de Salud a nivel federal.