Renuevan certificación playas vallartenses

La vigencia es de dos años y su alcance es de uso recreativo, con tres niveles de cumplimiento.
Ramón Guerrero Martínez, presidente municipal, señaló que con la recertificación es parte de los trabajos para ser un destino limpio.
Ramón Guerrero Martínez, presidente municipal, señaló que con la recertificación es parte de los trabajos para ser un destino limpio. (Guillermo Gómez Pastén )

Puerto Vallarta

El Instituto Mexicano de Normalización y Certificación (IMNC) entregó oficialmente los certificados de las playas Garza Blanca, Palmares, Camarones y Amapas-Conchas Chinas de Puerto Vallarta, tras cumplir los requisitos de sustentabilidad de Calidad de Playas y lo que establece la norma NMX-AA-120-SCFI-2006.

Junto a la directora comercial de ese organismo, Elizabeth Schulz Zapata, Sergio Hernández González, delegado de la SEMARNAT en Jalisco, encabezaron el acto realizado en un hotel ubicado al sur de la ciudad, precisamente en la playa Garza Blanca.

La primera explicó que el certificado tiene una vigencia de dos años y su alcance es de uso recreativo, con tres niveles de cumplimiento. Durante los dos años de vigencia se realiza una auditoría de vigilancia. Adicional al certificado, se entrega una bandera con el número de certificación, nombre de playa, duración de la certificación y el nivel de certificación.

Resaltó que certificar las playas hoy en día es una excelente ventaja competitiva que permite mejorar la imagen del destino y ubicarlo a la vanguardia internacional, al cumplir con la normatividad y legislación correspondiente.

Asimismo, permite asegurar la protección del medio ambiente y del visitante.

El presidente municipal, Ramón Guerrero Martínez, a su vez señaló que con la recertificación es parte de los trabajos para ser un destino limpio, sustentable, competitivo y permitirá estar en mejores condiciones con miras a la temporada de invierno.

Añadió que se buscará tener otras playas certificadas, la de Mismaloya y la del Holly, y “también queremos dar un paso más adelante y buscaremos la certificación de Banderas Azules, las gestiones las comenzaremos de inmediato”.

Añadió que este año arrancarán los trabajos para realizar el acceso de la calle Honduras y Nicaragua.

A su vez, Luis González Guevara, director de Medio ambiente y Ecología, planteó que la certificación deberá entenderse como un exigente esquema de calidad, de seguridad y de servicios continuos en cada una de las playas y deberá concebirse como un mecanismo efectivo que favorece la integración de los diferentes actores asociados con el uso y aprovechamiento del litoral costero, “con una visión común, una visión sustentable”.