Refugio criminal se convertirá en capilla o parque

Tepatitlán

La vivienda que funcionaba como casa de seguridad en la colonia Jardines de Oriente, en Tepatitlán y que quedó totalmente destruida el pasado martes, tras ser escenario de un enfrentamiento armado entre policías y presuntos integrantes de un grupo criminal, se convertirá en un parque o una pequeña capilla para honrar a los oficiales caídos en ese lugar, según un acuerdo logrado entre autoridades y vecinos afectados.

Las autoridades estatales, por medio de la Fiscalía Central y el ayuntamiento de Tepatitlán, convocaron a una reunión a puerta cerrada ayer por la tarde con propietarios de vehículos y fincas dañados en la pasada refriega y se les aseguró que los daños a sus patrimonios serán reparados, luego de que especialistas revisen los desperfectos y hagan una valuación.

Al salir de la reunión, una pareja de la tercera edad, que no quiso dar su nombre, pero se ostentó como dueña de la vivienda ubicada a un lado de donde se dio el enfrentamiento, refirió que su casa fue la más dañada de todas las que recibieron impactos de bala y granadas.

Los propietarios calcularon los daños entre 200 y 300 mil pesos, pero será el ayuntamiento el que envíe un arquitecto a revisar los domicilios, para evaluarlos y entonces el municipio contratará a una empresa privada para que haga las reparaciones necesarias, las cuales comenzarían a hacerse en un plazo de diez días, según la promesa de las autoridades.

El gobierno estatal y municipal se repartirán los gastos de las reparaciones de las fincas, así como de los vehículos afectados.

Respecto a la casa ubicada entre El Pipón y Noche Buena, donde se refugiaba la célula criminal, las autoridades habrían anunciado que se piensa construir algún parque o una capilla en memoria de los policías caídos en ese lugar.

Si el propietario, quien no se llegó a la reunión, demuestra que rentó de buena fe y sin sospechar de que se trataba de un grupo delictivo, el gobierno se la pagará según su valor comercial, pero en caso de no poder comprobar su inocencia, promoverían un juicio para incautar el inmueble. El predio se encuentra registrado a nombre de José Manuel Pérez Loza.