Reducen tragamonedas a escombro

Alberto Uribe, secretario general, señaló que los operativos serán permanentes y seguirán con la mecánica de llevarlos a cabo sin informar previamente
El dinero decomisado dentro de las máquinas fue donado al DIF
El dinero decomisado dentro de las máquinas fue donado al DIF (Chema Martínez)

Tlajomulco

Tlajomulco mantiene la agenda de combate a la operación y proliferación de máquinas de azar y al día de ayer llevó a cabo la destrucción de 53 tragamonedas que habían sido decomisadas en fechas recientes.

Sobre estas acciones, el secretario general, Alberto Uribe, señaló que los operativos serán permanentes y seguirán con la mecánica de llevarlos a cabo sin informar previamente, pues en intervenciones anteriores ha existido fuga de información que advierte a los comerciantes y dueños de los aparatos.

Entre las repercusiones que se han presentado en el municipio en torno a la operación de máquinas y las cuales han podido ser registradas por el ayuntamiento de Tlajomulco, existe un caso de dos niños que robaron el monedero a una mujer, estos fueron localizados por policías municipales apostando en máquinas de azar, según lo explicó el secretario del ayuntamiento.

Este comportamiento de los menores tiene una explicación lógica, señala Blanca Bravo, antropóloga por la Universidad de Guadalajara, que sostiene que la operación de las máquinas de azar en las calles representa un riesgo social que puede fomentar enfermedades como la depresión o ansiedad.

En el año, Tlajomulco ha destruido un total de 102 máquinas a las que han extraído 21 mil pesos.