Reclusorio Metropolitano continúa sin funcionar

El ex gobernador Emilio González sólo entregó la obra, pero aún falta que se terminen algunas áreas para que esté en las condiciones que se necesitan. 
Todas las instalaciones contarán con puertas automatizadas, que no han sido totalmente instaladas
Todas las instalaciones contarán con puertas automatizadas, que no han sido totalmente instaladas (Milenio)

Guadalajara

Días antes de que terminara la administración del ex gobernador Emilio González Márquez se inauguró el Reclusorio Metropolitano, sin embargo, éste aún no había sido concluido y hasta la fecha las obras continúan para que esté en completo funcionamiento.

Marisela Gómez Cobos, fiscal de Reinserción Social, explicó que en la ceremonia del 19 de febrero, –a la que incluso asistió el subsecretario de Planeación y Protección Institucional, Manuel Mondragón y Kalb– se entregó la obra, pero aún había pendientes en la edificación que fue presumida como de primer nivel, por lo que se está presionando a la empresa encargada de la construcción y acelere los trabajos.

“Sí se inauguró el Centro, pero no está concluido y nosotros hemos ido ocupando poco a poquito conforme nos ha entregado la constructora. ¿Qué tenemos que hacer? Bueno, primero, mientras tengamos gente trabajando como albañiles o carpinteros para nosotros es un riesgo meter internos, vamos ocupando mientras nos van entregando […]. Por otro lado hay zonas que no están concluidas, como la zona de recreo de los internos que está en pura tierra y han tenido que estarse colocando planchas de concreto”, detalló la encargada del sistema penitenciario en Jalisco.

Gómez Cobos añadió que los retrasos también han surgido porque se ha exigido a la constructora que se garantice la seguridad con la que fue proyectado el penal, “se están haciendo las pruebas y nos ha costado trabajo recibir las áreas con las pruebas a revisar puertas porque todo es sistematizado, se tuvo que capacitar al personal y por otro lado se tiene que ir revisando cada área para no tener fallas”.

Si bien el inmueble aún no ha sido ocupado, los detalles en la construcción ya aparecieron, pues algunas tuberías han sufrido daños que se han reparado.

Las autoridades locales proyectaron un gasto de 200 millones de pesos para la edificación de esta cárcel, sin embargo, conforme fue avanzando la construcción el precio se incrementó y en 2012 se estimó una erogación de mil 473 millones por la tecnología que fue empleada.

En Jalisco, uno de los principales problemas en el sistema penitenciario es la sobrepoblación carcelaria y con la construcción de este reclusorio se resolvería el hacinamiento. El edificio albergará a mil 700 internos de alta peligrosidad y hasta la fecha sólo 40 han sido ingresados y fueron seleccionados de acuerdo a sus perfiles y delitos cometidos.

“Este centro ha costado caro y tiene tecnología de primera, será el primero en América Latina con estas características [sistematización de puertas y videovigilancia], queremos ocuparlo con los internos que realmente correspondan a este lugar”, finalizó Gómez Cobos.

Claves

El proyecto

-El reclusorio deberá tener puertas automatizadas en cada celda, la cual tendrá capacidad para tres reos

-Se contará con la instalación de 500 cámaras de vigilancia que serán monitoreadas por los custodios

-Los ingresos contarán con un sistema de rayos X, así como de lectura de tarjetas

-El sistema de intercomunicación permitirá la reducción de usos de radios y celulares y en caso de que un aparato de este tipo sea encendido de inmediato se localizará a la empresa operadora

-Mil 200 custodios son requeridos para la operación y vigilancia de la nueva cárcel