Realizan cambios al negocio de la basura en GDL

Caabsa tendrá que instalar GPS a sus unidades para que el municipio las monitoree.
La nueva gestión de la basura se presentará la próxima semana.
La nueva gestión de la basura se presentará la próxima semana. (Especial)

Guadalajara

Previo al anuncio del nuevo modelo de gestión integral de residuos que dará a conocer Guadalajara la próxima semana, el pleno tapatío aprobó por unanimidad realizar algunas modificaciones a la concesión que mantiene el municipio con la empresa Caabsa Eagle, lo cual estiman que permitirá mejorar el servicio y generar un ahorro al erario de alrededor de 45 millones de pesos al año.

Los ediles de todas las fracciones coincidieron en que era necesario llevar a cabo ajustes a la concesión que durante dos décadas no había recibido modificación alguna. Entre los cambios destacados, Caabsa tendrá que instalar sistemas GPS a todas sus unidades para que el gobierno municipal pueda monitorear en todo momento su desempeño, además, la empresa se dedicará exclusivamente a la recolección de residuos domiciliarios y los empresariales serán responsabilidad municipal a cambio de contra prestaciones.

De igual forma, de acuerdo a la iniciativa aprobada, estos ajustes servirán para establecer reglas que actualmente solo se cumplen bajo acuerdos, por lo que ese aspecto le dará certeza al concesionario, mientras que a la ciudad le beneficiará con una mejor planeación de las 183 rutas que cubre Caabsa con las 176 unidades destinadas a la recolección de residuos en la Perla Tapatía.

Sobre la importancia de reducir los costos en materia de recolección de basura, Diego Monraz Villaseñor, coordinador de los Servicios Públicos en Guadalajara, señaló que en 2015 esta empresa cobró la factura más cara en cuanto a proveedores se refiere con una suma de 338 millones de pesos.

Los ajustes también tendrán relevancia en la concesión que se mantiene con la empresa Plastic Omnium Sistema Urbano que se encarga de la recolección de basura de papeleras instaladas en la vía pública, y cuya modificación consiste en reducir el número de estos cestos, generando así un ahorro de 3.5 millones en este 2016, cantidad que será invertida en la adquisición de un equipo de hidrolavado con el que se dará mantenimiento a las calles del Centro de Guadalajara.