Ramiro Hernández García Alcalde de Guadalajara

El alcalde tapatío asegura que no se va del ayuntamiento, pese rumores que lo afirman y a la serie de movimientos de funcionarios de su equipo que se han generado tras hacerse varios señalamientos de corrupción en distintas áreas (2 de 2)

Llegamos por voluntad popular y nadie nos ha dado nada: Ramiro

El alcalde tapatío habló sobre el caso de #LadyRegidora
El alcalde tapatío habló sobre el caso de #LadyRegidora (chema martínez)

JB: Trascendió que en medio de este momento difícil llamaste a todo tu equipo de primer nivel y les hiciste una exigencia clara de resultados ¿Sirve eso en un gobierno al que tú llegas como candidato cuando prácticamente ya estaba armada toda la alineación?

RH: Bueno, el gobierno lo armamos nosotros cuando llegamos, por completo, sí, porque finalmente es una decisión mía. Lo que pasa es que en esto también tenemos que hacer una integración de las diferentes expresiones para hacer un equipo que incluya, no que excluya, pero esto no implica el que haya privilegios para nadie. Todos tienen obligaciones y tienen responsabilidades y lo que el lunes hice fue decirles que el que no dé resultados se va, como se han estado yendo algunos.

 

JB: No hay compromisos que respetar…

RH: En absoluto y eso fue lo que enfaticé: aquí el que no cumpla, el que no actúe conforme a la ley y a las obligaciones que tenemos ante los ciudadanos no va a permanecer, se va a ir y esa es una decisión, una determinación que tenemos tomada. Nosotros lo que requerimos en este momento son resultados, lo que la gente nos está pidiendo son resultados y no motivos de escándalo, como se ha venido presentando. Tú sabes que combatir la corrupción no es un asunto menor, que les tapas por un lado y te salen por el otro porque además entre el que comete el acto y el que se beneficia del acto hay una complicidad.

 

JB: A ver alcalde, se fue ya una regidora, se fue un secretario del ayuntamiento, se han ido otros funcionarios y por eso hay quien dice “a lo mejor también el alcalde se va a ir”

RH: Esos son “buenos deseos” ¿no? De quienes desde un principio no han querido que estemos en donde estamos, pero finalmente nosotros llegamos a partir de una voluntad popular y nadie nos ha dado nada. Nos dieron el encargo, nos dieron la confianza y a esa confianza y a ese encargo yo estoy comprometido y estoy obligado a actuar y no me va a temblar la mano, lo haré con toda energía porque además le voy a dar buenas cuentas a los ciudadanos.

 

JB: Y ¿no hay desánimo para ir por esos objetivos?

RH: En lo más mínimo, al contrario, estoy más decidido porque estoy más comprometido.

 

JB: Veíamos el balance al final del primer año: la seguridad, el ambulantaje y algo fundamental para la ciudad, que es el repoblamiento, que lo planteaste incluso en tu informe.

RH: Sí, en el caso de la seguridad sabemos que es un problema serio y que no se resuelve de la noche a la mañana, que es todo un proceso. Estamos trabajando y estamos avanzando. Desde luego, no podemos tener resultados que cambien las cosas de un día para otro porque es un problema muy complejo que no solamente tiene que ver con tener más policías, más patrullas; eso ayuda y mucho, pero tiene que haber un proceso también de prevención, reparticipación de la propia comunidad, de ir articulando el esfuerzo entre las policías tanto municipal como estatales, estamos a punto de que inicie funciones la fuerza única y eso nos va a fortalecer mucho.

 

JB: Y con los controles ahora, menos. Hay otro tema fundamental para la ciudad que es su desarrollo urbano y el reto, particularmente de la capital, que ya no tiene terreno hacia dónde crecer, cómo regresar a la población que incluso está pegando para cuestiones presupuestales.

RH: Bueno, este es uno de los temas más importantes del gobierno porque son los temas de fondo; los tres temas de los que hemos hablado, desde luego que son vitales. Si no combatimos la corrupción no generamos la confianza y estamos avanzando. En ese terreno del combate a la corrupción no vamos a bajar la guardia porque es una señal muy importante para ganar la confianza de los ciudadanos. La otra parte que es lo del, yo le diría, ordenamiento del comercio, no el combate al ambulantaje. Fíjate que ese es un tema bien delicado; muchos de los que están en el comercio informal están no por gusto sino por necesidad, por eso la autoridad tiene que buscar ordenar no para impedir sino para ubicar en lugares que no lastimen, que no afecten la imagen de la ciudad, porque la imagen de la ciudad vende.

 

JB: Pero sí hacerlos entender que no pueden estar en el Centro Histórico.

RH: Eso es definitivo y creo que ahí hemos tenido un pleito enorme y tú puedes recordar que las manifestaciones que he tenido han sido porque hemos impedido que desarrollen el comercio en zonas donde no deben de hacerle, donde no se permite; estamos en un proceso de reacomodo porque caminamos un paso y luego se nos vienen encima y tenemos que volver a empujar; es un proceso difícil, no es fácil porque además es gente con enorme necesidad y estamos obligados a aplicar la ley, pero también tenemos que cuidar lo más elemental que son los derechos humanos de las personas y en eso estamos tratando de evitar caer en los excesos.

 

JB: Grandes retos los de gobernar Guadalajara. Entonces no arrepentido…

RH: No, para nada, al contrario. Estoy comprometido y motivado, para mí son retos formidables que voy a sacar adelante y, desde luego, los grandes retos, que es transformar la ciudad y transformar la ciudad es mejorar los servicios, mejorar su infraestructura y el proyecto que platicábamos la vez pasada, el de repoblamiento de las zonas que se nos han venido despoblando.