“Puedo dejar de pintar para escribir, pero no dejar de escribir para pintar”

Fernando del Paso, recién nombrado Premio Cervantes, dice que éste es “un premio que el ganador debe disfrutar” y resalta que le entristece la situación que vive México, “un país que parece que en ...
Fernando del Paso, escritor y pintor.
Fernando del Paso, escritor y pintor. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Fernando del Paso es el sexto mexicano en recibir el Premio Cervantes después de Octavio Paz, Carlos Fuentes, Sergio Pitol, José Emilio Pacheco y Elena Poniatowska. Este galardón es uno más en la vitrina del destacado escritor y pintor nacido en la Ciudad de México en 1935 y en la que conserva también los premios Xavier Villaurrutia 1966 por su novela José Trigo, el Rómulo Gallegos 1982 por Palinuro de México, además del Premio Nacional de Ciencias y Artes de México 1991 y el Premio Internacional Alfonso Reyes en 2014. En medio de felicitaciones por parte de su familia y llamadas de colegas y medios de diversas latitudes, el autor de Noticias del Imperio, comparte con los lectores de MILENIO JALISCO el gusto y la satisfacción de recibir dicho reconocimiento.

¿Cómo recibió la noticia de haber sido seleccionado como Premio Cervantes 2015?

Estoy muy conmocionado, es uno de los premios más importantes de la lengua castellana y es la lengua en la que escribo. Estaba yo durmiendo y me habló mi hija Paulina, de Los Cabos, ella me llamó en cuanto se enteró... serían las seis de la mañana. Yo sabía que tenía posibilidades y había figurado en varias ternas finalistas, pero eso no significa que al final hubiera resultado ser una sorpresa muy grata. El Cervantes es importante por sí mismo y por la lista de personajes a los que se les ha otorgado, me siento muy halagado de estar en esa lista. Es un reconocimiento para disfrutarse. Era lo que comentaba a Rafael Tovar y de Teresa, director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y al ministro de Cultura de España que me llamaron hace un momento.

¿En qué momento de su trayectoria le llega este Premio?

En una etapa de recuperación de la salud. Hace tres años tuve una serie de infartos cerebrales de carácter isquémico. La isquemia es casi lo contrario de un derrame cerebral, es la falta de flujo sanguíneo. He comenzado a recuperarme ya puedo hablar mejor, lo que me cuesta trabajo aún es caminar. Cuando se agravó mi estado de salud tuve que interrumpir el Tomo II del libro que estaba haciendo sobre las religiones que se llama Bajo la sombra de la historia, publicado por el Fondo de Cultura Económica. En estos momentos podría ya reincorporarme a terminar ese Tomo II y el tercero ya lo llevo también muy adelantado.

Y ¿sigue pintando?... ¿si tuviera que escoger entre la pintura y la escritura con cuál se queda?

Puedo dejar de pintar para escribir pero no dejar de escribir para pintar. Siento que puedo ser más con la escritura que con la pintura. Siento la necesidad de la palabra más que la del color y el dibujo.

A tantos años de que comenzó su trayectoria ¿qué opinión tiene de ella?, ¿qué piensa Fernando del Paso de sí mismo?

Veo que ha sido una trayectoria buena que ha necesitado de una labor muy intensa de investigación. Porque en la escritura me encanta el detalle y en libros como Noticias del Imperio situado en el pasado, ha significado sumergirme en la historia, en la documentación para ver cómo se vestían, qué se comía, qué se bebía, qué carruajes había, es decir las costumbres de otro siglo...

¿Cómo ve el panorama literario del México actual?

Veo que en México se escribe mucho y bien, quizás no obras maestras pero mucho y bien. Lo que me entristece es la situación del país...

... ¿Por qué?

Veo mal el país, hay mucho crimen, violencia, secuestro, feminicidio, no andamos nada bien. Este país no parece ir para arriba sino para abajo, por la corrupción en general.

La noticia de que ganó el Premio Cervantes coincide con el reconocimiento que le hacen la Universidad de Guadalajara y la Secretaría de Cultura de Jalisco entregándole la presea "Granito de arena" ¿qué tiene qué decir al respecto?

Me da mucho gusto también porque la primera película que vi fue ¡Ay Jalisco no te rajes! y me impresionó muchísimo y ahora llevo ya más de 20 años viviendo en este estado y en esta preciosa ciudad. Por eso me halaga mucho que esta ciudad y este gobierno me reconozcan.