Protegerán los bosques y selvas de región Vallarta

Esencial para conservar los servicios ambientales que le dan al destino jalisciense el tercer lugar nacional en generación de divisas por turismo.
El espacio a proteger tiene como núcleo la Sierra de Cuale.
El espacio a proteger tiene como núcleo la Sierra de Cuale. (Milenio)

Guadalajara

En busca de mantener la calidad ambiental de Puerto Vallarta, tercer destino turístico del país por captación de divisas, y de preservar la enorme diversidad de las selvas y bosques que le rodean, el gobierno de Jalisco ha decidido encabezar el proceso de creación de un área natural protegida sobre 121,411.6 hectáreas de la zona.

El planteamiento reviste carácter urgente ante la llegada del proyecto de libramiento carretero, de 30 kilómetros de longitud, con que se pretende atravesar una parte del macizo selvático que rodea al puerto, en aras de mejorar la comunicación terrestre y facilitar el acceso de turistas a la zona.

“La propuesta es impulsada no solo desde el espacio e interés de esta secretaría, sino desde hace mucho tiempo y en particular desde la Administración pasada estatal y de múltiples actores sociales, productivos, de desarrollo y autoridades locales de esa región, a través de la Agenda para la Conservación de la Montaña, en donde el establecimiento de un área natural protegida es una de las prioridades señaladas por todos estos actores”, explicó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Magdalena Ruiz Mejía.

El pasado 23 de mayo hubo una reunión en el enclave costero entre representantes de los tres niveles de gobierno para determinar el futuro de la propuesta, impulsada inicialmente por científicos del Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara.

Los acuerdos: “Como la iniciativa del proyecto de conservación y aprovechamiento sustentable de sus recursos es de interés de los tres niveles de gobierno y de las comisiones de Desarrollo Urbano y de Medio Ambiente del Congreso local, se concertarán reuniones de trabajo con el gobierno federal para definir las siguientes acciones que conduzcan al establecimiento de estas iniciativas de conservación y aprovechamiento sustentable. Es importante tomar en cuenta el trazo del libramiento de Puerto Vallarta, para no afectar la propuesta del área natural protegida”.

El espacio a proteger tiene como núcleo la Sierra de Cuale e incluye territorio de los municipios de Puerto Vallarta, Mascota, Talpa y Cabo Corrientes; es parte de una amplia región terrestre prioritaria para la conservación, según la clasificación de la Comisión Nacional para el Uso y Conservación de la Biodiversidad (Conabio) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), según el Análisis de vacíos y omisiones en conservación de la biodiversidad terrestre de México: espacios y especies (http://www.biodiversidad.gob.mx/pais/pdf/LibroGapTerrestre.pdf, 2007).

“Se estima que 52 por ciento de la riqueza de anfibios, 40 por ciento de reptiles y 36 por ciento de mamíferos en ese sistema montañoso son endémicos [exclusivos] de México”, añadió la funcionaria. Los registros reportan 2,046 especies de plantas —pero es probable que existan más de cuatro mil— 72 especies de mamíferos, más de 314 de aves y 111 de anfibios y reptiles.

Hay 12 tipos de vegetación, además del ecosistema marino: selvas medianas subcaducifolias, selvas bajas caducifolias, bosque de galería, palmar, bosques mesófilos de montaña, bosques de encino, pino —Pinus jaliscana, endémico del occidente mexicano— y oyamel —Abies guatemalensis, en peligro de extinción—, y la famosa comunidad de arce o Maple en Talpa, que es un ecosistema mesófilo o de niebla único en la América tropical, entre otros.

“Las montañas del río Cuale aportan importantes servicios ambientales a la región: la conservación de la biodiversidad, mantenimiento de los procesos ecológicos y evolutivos, regulación del microclima, producción y conservación de agua y suelo, mitigación de la contaminación, mejora de los sistemas de producción agrícola y pecuario, la generación de oportunidades de empleo y de actividades recreativas, mejora de las condiciones de vida en los núcleos urbanos y peri-urbanos y la protección del patrimonio natural y cultural de ciudades como Puerto Vallarta, Mascota, Talpa y El Tuito”, puso en relieve Ruiz Mejía.

Relevancias

“En la región, la actividad más importante es la turística, sin embargo, está constreñida al turismo tradicional [de alto impacto]; un modelo como es la reserva de la biosfera, contribuiría a diversificar la actividad en variantes del turismo alternativo, el ecoturismo, agroturismo, turismo rural y cultural”

La zona reviste importancia por tratarse de un corredor biológico de especies prioritarias para su conservación (caso emblemático del jaguar); es reserva de carbono y de los principales macizos forestales que producen agua para Puerto Vallarta