Profepa va tras las obras del Macrolibramiento

Luego de dos denuncias formales de ambientalistas, el organismo realizará diligencias en los frentes de obra; constructores deberán acreditar permisos ambientales.
El Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes cumplió hoy cuatro días sin acreditar la vigencia de la autorización de impacto ambiental.
El Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes cumplió hoy cuatro días sin acreditar la vigencia de la autorización de impacto ambiental. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Mientras dos denuncias populares de agrupaciones ambientalistas se acaban de interponer ante la delegación Jalisco de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por la falta de permisos de las obras del Macrolibramiento de Guadalajara, el organismo tiene listas ya las diligencias —que se realizarán a partir de esta mañana—, para determinar los frentes de obra y si estos se trabajan de forma ilegal.

El Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cumplió hoy cuatro días sin acreditar la vigencia de la autorización de impacto ambiental, que no se ha renovado desde abril de 2013; extraoficialmente, trascendió que el director del organismo, Bernardo Gutiérrez Navarro, se ha contactado con funcionarios estatales y federales en busca de lograr tiempo para regularizar la situación del proyecto del que es concesionaria la constructora IDEAL, de Grupo Carso. El funcionario tampoco ha respondido a la solicitud de información de MILENIO JALISCO. Los ambientalistas demandan que la obra se detenga, se cancele el permiso de impacto ambiental de forma definitiva y se corrijan los defectos del trazo, que ponen en riesgo la integridad de dos ecosistemas vitales para la región conurbada de Guadalajara: las áreas protegidas Cerro Viejo-Chupinaya-Los Sabinos, estatal, y La Primavera, federal.

Este día, el procurador ambiental, Guillermo Haro Bélchez, realizará una gira de trabajo por Puerto Vallarta en la que participará en un encuentro sobre playas y diversas reuniones de las delegaciones, y abordará el asunto del Macrolibramiento de Guadalajara, una de las obras de infraestructura más importantes de este sexenio, con la delegada de Jalisco, Xóchitl Yin Hernández.

Las denuncias populares referidas fueron interpuestas, respectivamente, por el núcleo Jalisco del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable, entidad de expertos independientes que aconsejan a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y por el Instituto de Derecho Ambiental (Idea), que preside Raquel Gutiérrez Nájera, Premio al Mérito Ecológico 2010.

Ambas entidades señalan a la SCT debido a que ha mantenido en ejecución el proyecto del Macrolibramiento de Guadalajara, pese a que este carece de permiso ambiental vigente desde abril de 2013 (ver edición de este diario del 15 de julio de 2014).

La denuncia “se interpone para que se lleven a cabo los actos de inspección y vigilancia en torno al proyecto carretero denominado Libramiento Guadalajara, conocido como Macrolibramiento, en su trayecto completo, lo anterior, por ser de conocimiento público y un hecho notorio [...] que dicho proyecto no cuenta con autorización para el calendario de obra de abril de 2013 a la fecha, por parte de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat”, señala la primera de las denuncias.

Así, “por ser de interés público el cumplimiento de las condicionantes de la autorización [...] en relación a la vigencia para la ejecución de la obra, es que recurrimos a denunciar diversos frentes de obra del Libramiento Guadalajara-Macrolibramiento, efectuados fuera de plazo de vigencia y que al día de hoy persisten en: puente elevado en márgenes del río Santiago, en los municipios de Juanacatlán e Ixtlahuacán de los Membrillos [...] construcción de camino elevado en forma paralela al arroyo de Los Sabinos [...] construcción de camino de forma paralela al área de protección hidrológica Cerro Viejo-Chupinaya-Los Sabinos, municipio de Tlajomulco de Zúñiga”, y “construcción de camino en los municipios de El Arenal y Tala del estado de Jalisco”.

Señalan en particular el papel del Centro Jalisco de la SCT, por omisiones que consisten en “irrumpir al principio de veracidad de la información proporcionada por la promovente, SCT; irrumpir en terrenos parcelados del ejido La Capilla, del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos”, y “colapso del sistema hidrológico del arroyo de Los Sabinos, tributario del río Santiago, como del canal de riego denominado Atequiza”.

Hace un año, la recomendación

Los consejeros del núcleo Jalisco ya habían puesto el dedo en la llaga respecto la irregularidad ambiental del Macrolibramiento de Guadalajara: la manifestación de impacto ambiental de 2004 que aprobó la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), cuya exposición pública ha sido complicada para todos los solicitantes de información, omite la existencia del arroyo de Los Sabinos, lo cual es, a juicio de los firmantes, suficiente razón para cancelarla, aunque las omisiones son mucho mayores: inventarios inadecuados de flora y fauna, no valoración de corredores, desprecio de datos sobre vegetación natural, entre otros.

“La MIA no tiene validez dada las considerables omisiones, falsedades, inconsistencias, insuficiencias y carencias [sic] de validez de los análisis ambientales y de cumplimiento de vinculaciones legales y normativas, por lo que debe reponerse y completarse el proceso de evaluación en materia de impacto ambiental”, señala el documento del 12 de junio de 2013.

(AC/Guadalajara)