Prince Royce enamoró con su ardiente bachata

El cantante neoyorquino cautivó en su primer concierto a las más de 13 mil personas que asistieron a la feria más importante de Jalisco.

Guadalajara

El Príncipe de la Bachata, Prince Royce, enloqueció a más de 13 mil personas durante su primera presentación en la Perla Tapatía.

Antes de comenzar el concierto en el Auditorio Benito Juárez, donde se celebran las Fiestas de Octubre, el público, en su mayoría mujeres jóvenes, estaba nervioso y ansioso por ver a su ídolo.

“I love”, “Hey cute, marry me”, “Viajé 6 horas solo para verte”, eran las palabras que se leían en las pancartas de los clubes de fans.

La espera terminó, a las 20:13 horas el cantante Prince Royce llegó al escenario para arrancar su show con el primer sencillo de su nueva producción “Darte un beso” provocando los primeros gritos y suspiros de la noche.

Asombrado, emocionado y nervioso, el bachatero mandó besos a sus fans y recorrió todo el escenario entre luces de colores y cortinas de humo que inundaron el espacio .

“Stay by me” fue la siguiente canción, la que causó la euforia colectiva y, al borde de las lágrimas, cientos de fans coreaban el tema.

Acompañado de 7 músicos y un corista continuó con el tema “Ven conmigo”, mientras en el ruedo varias parejas bailaban sensualmente.

Al término del tema, el cantante que nació en el Bronx, Nueva York, lanzó las primeras palabras: “Esta noche es muy especial, mi primer concierto en México, no me esperaba tantas chicas guapas, ni un público con tanta energía” y agregó: “siempre he querido llevarle una serenata a una chica. Ahora que estoy en México, lo quiero hacer, pero necesito una chica”, dijo antes de entonar “Tú y Yo”, lo que causó que varias de sus fans levantaran la mano con la finalidad que las eligiera.

El espectáculo continuó con los temas “Su hombre soy yo” y “Eres tú”, entre gritos.

El artista confesó que era fan de las telenovelas mexicanas y después subió al escenario a una fan a la que le cantó el tema “Incondicional”, en la que mezcla el sonido del mariachi.

Prince tomó de la mano a la chica, la paseó por todo el escenario y, finalmente, le entregó una rosa a la afortunada admiradora. La euforia se desbordó cuando el artista interpuso la flor entre sus labios y los de la fanática, a la que despidió con un beso en la mejilla.

“Adiccted”, fue el siguiente tema, la energía del público se elevó, al igual que la del cantante.

Los gritos y las porras continuaron debido a las constantes muestras de cariño por parte del bachatero a los asistentes, ya que recorrió la tarima de un lado a otro y lanzaba besos.

También se hincó para agradecer tanto cariño de los tapatíos, así como de visitantes que llegaron de estados como San Luis Potosí, Aguascalientes y Guanajuato.