Presentan “Genoma de Alimentación en América Latina”

Se trata de una propuesta para mejorar la dieta, un factor que influye en la alta incidencia de diabéticos en esta región.

Guadalajara

El grupo de investigadores médicos del Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde” (HCG) y de la Universidad de Guadalajara (UdeG), presentó ayer el “Genoma de Alimentación en América Latina”, una propuesta para anticiparse a enfermedades y evitar su desarrollo, mejorando la dieta que prevalece hoy, un factor que influye en la alta incidencia de diabéticos en esta región.

Dicho protocolo fue expuesto por Sergio Arturo Godínez Gutiérrez, jefe de la División de Medicina del HCG, en el Congreso Internacional de Endocrinología que se celebra en Cancún, Quintana Roo, en víspera del Día Mundial de la Diabetes.

“La propuesta es en relación de los genomas, es decir de las características genéticas de la población para aceptar o rechazar ciertos alimentos… estamos proponiendo un sistema nutricional que nos permita evitar la enfermedad, cuando detectamos esto de forma temprana”, refirió.

La diabetes se ha convertido en una “epidemia” por los altos índices de mortalidad y enorme demanda de servicios médicos

El especialista explicó que se debe establecer la capacidad genética de cada individuo en el aspecto nutricional para proponerles la mejor de las alimentaciones de acuerdo a sus características. “Por ejemplo, si va a tener intolerancia a la lactosa, nosotros desde temprano podemos decirle elimina los lácteos de tu dieta, para evitar el daño”, citó, tras agregar que en el caso de los hijos de diabético este aporte es muy importante.

“Pareciera que están condenados sin remedio, pero hay una frase que me gusta mucho: genes no son destino. Tenemos el perfil de riesgo pero nosotros podemos proponer sistemas de prevención. Si tiene antecedente de exceso de peso, podemos mantenerlo en su peso ideal toda la vida para que no desarrolle el exceso de peso y por lo tanto no exprese la enfermedad, aunque esté implícita en su sistema genético”, sostuvo.

El HCG tiene resultados del gen que impide tener una alimentación universal, comer de todo sin riesgo de estas enfermedades. “Esto no existe, estamos llevando una dieta totalmente equivocada, no tenemos la capacidad de procesar las cantidades de grasa y carbohidratos que estamos ingiriendo. Y es lo que está determinando en buena parte la enfermedad crónico degenerativa en México”, puntualizó. 

Godínez Gutiérrez coincidió que la diabetes se ha convertido en una “epidemia” por los altos índices de mortalidad y enorme demanda de servicios médicos, a raíz del diagnóstico tardío y el bajo control de la glucosa; por lo que otro avance importante en el grupo médico es la identificación de genotipos, que también permiten anticiparse a diagnosticarla, incluso en poblaciones escolares.

“Cuando nosotros detectamos a las personas con diabetes mellitus, resulta que ya tenían algunos años con la enfermedad y esto determina que las intervenciones médicas no sean lo efectivo que nosotros quisiéramos. El trabajo de la medicina molecular está orientado para la detección temprana y la adjudicación de mejores elementos terapéuticos para que la gente no tenga que padecer las consecuencias terribles de la enfermedad”, sostuvo.

En el HCG se realizan ya estudios de genotipos que permiten identificar el riesgo de desarrollar la enfermedad, mucho antes de que aparezcan los síntomas, bajo protocolos de investigación que aún no zona abiertos a toda la sociedad, pero que apenas hace tres años no se podían llevar a cabo en nuestro medio. “En este momento nuestros protocolos incluyen ya estos perfiles”, comentó el endocrinólogo.