Pleno decidirá sobre asignaciones presupuestarias

Ayer se reanudó la sesión de la comisión legislativa, que ha tenido dos recesos, en la que los diputados revisarían las partidas que fueron “reservadas” para posibles ajustes.
Ayer se reanudó la comisión legislativa; no llegaron a un acuerdo.
Ayer se reanudó la comisión legislativa; no llegaron a un acuerdo. (Cortesía)

Guadalajara

Los diputados de la Comisión de Administración del Congreso del Estado no pudieron ponerse de acuerdo en la desaparición de la partida conocida como casas de enlace, por lo que al retomar la discusión del proyecto de Presupuesto de Egresos del Poder Legislativo para 2014, decidieron dejar la decisión al Pleno.

Ayer se reanudó la sesión de la comisión legislativa, que ha tenido dos recesos, en la que los diputados revisarían las partidas que fueron “reservadas” para posibles ajustes. Sin embargo, ya en una breve reunión previa había quedado claro que no habría acuerdo.

De esta forma, la presidenta de la Comisión, la diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Celia Fausto Lizaola, sometió a votación la propuesta para que se remitiera la decisión al Pleno.

En entrevista, Fausto Lizaola señaló que no había condiciones para que se aprobara el gasto en lo particular, por lo que en el Pleno ya cada diputado podrá tomar una decisión en lo personal.

Sobre las diferencias que pudiera haber al interior de las fracciones parlamentarias, Celia Fausto señaló que ella es respetuosa de las decisiones que tome cada una.

Indicó que ella, como presidenta de la Comisión de Administración tenía que asumir la responsabilidad de que en esta no hubiera una omisión al aprobar el gasto, luego del trabajo que se realizó durante más de tres meses para su diseño.

Los diputados ya habían aprobado en lo general un gasto para 2014 por más de 991.9 millones de pesos. Sin embargo, la discusión se atoró cuando el coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Castro Reynoso, propuso desaparecer la partida de “asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo”, conocida coloquialmente como casas de enlace, en la cual se dispusieron 46 millones de pesos.

La propuesta fue respaldada por los diputados Celia Fausto, Fabiola Loya, de Movimiento Ciudadano y Jesús Palos, del Partido Verde. No estuvo de acuerdo Guillermo Martínez, del Partido Acción Nacional (PAN).

Se quedan sin dinero

La fecha llegó para los diputados locales: se quedaron sin dinero. En las cuentas bancarias del Congreso del Estado de Jalisco hay poco más de cinco millones de pesos, que no alcanzarían ni siquiera para cumplir con los compromisos obligatorios mínimos del Legislativo.

El Congreso debe disponer de alrededor de diez millones de pesos para cubrir deudas y pagos a la Secretaría de Hacienda, el Instituto de Pensiones del Estado y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De lo contrario, quedarán sin validez los convenios que ha firmado para que se le condonden adeudos millonarios y para plazos de pagos.

Además, no dispone de fondos para el pago de la nómina de la segunda quincena de octubre.

Los diputados han recibido a la fecha 639.5 millones de pesos, de los cuales 603 millones corresponden a sus ingresos de todo el año (les fueron adelantadas las mensualidades de octubre a diciembre), así como más de 35 millones de pesos de ingresos propios.

Claves

Detalles de la partida

La partida de “asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo” es de 46 millones de pesos.

De ahí, cada diputado recibe al mes casi 93 mil pesos libres.

Aunque los actuales diputados aprobaron un reglamento para rendir cuentas de esos recursos, al vencerse el primer plazo sólo lo habían hecho 14 y apenas dos del total de los fondos.

MILENIO JALISCO dio a conocer que los diputados gastan esos recursos en nómina adicional, así como en el pago de sus gastos personales como gasolina, comidas y café. Pero también aparecen rastrillos, botas, tampones y un bubulubu.