Persiste la práctica de tortura en Jalisco: CEDHJ

En 2013 el Ayuntamiento de Guadalajara y las secretarías de Educación y Salud encabezan violaciones a derechos humanos; recibieron 9,345 quejas, de las que resolvieron 9,059.
Álvarez Cibrián indicó que en 23 cárceles del estado persiste el hacinamiento y la infraestructura inadecuada.
Álvarez Cibrián indicó que en 23 cárceles del estado persiste el hacinamiento y la infraestructura inadecuada. (Cortesía)

Guadalajara

En Jalisco aún persiste la práctica de la tortura como método en algunas corporaciones policiales, señaló el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), Felipe de Jesús Álvarez Cibrián. Dijo que este organismo giró tres recomendaciones tras acreditar esta práctica, entre un total de 46 recomendaciones emitidas el año pasado.

“No obstante que las quejas por tortura han disminuido respecto de años anteriores, y que éstas no se encuentran entre las violaciones más reclamadas, durante 2013 se presentaron cinco quejas por este concepto y se emitieron tres recomendaciones donde se acreditó. No pasa desapercibida para este organismo la necesidad imperiosa e impostergable de que se elimine esta oprobiosa práctica en la investigación y persecución del delito, erradicándose de una vez por todas esta ilegal actuación policial que
tanto ofende a la sociedad”, exigió.

Al rendir su séptimo informe anual de actividades, Álvarez Cibrián destacó también que en las 23 cárceles municipales de Jalisco persiste el hacinamiento, la infraestructura inadecuada, deficiente atención médica y malas condiciones materiales y de higiene; mientras que la calificación de los reclusorios estatales fue de 7.54, entre otras tantas irregularidades, por lo que urgió a la Fiscalía de Reinserción Social a una mejor coordinación para solucionar ambos temas.

El ombudsman apuntó que en la mayoría de las recomendaciones dirigidas en 2013 a la Fiscalía Central, a la Regional y a la Comisaría de Seguridad Pública del Estado, estas dependencias evadieron concluir procedimientos para fincar sanciones. “El factor en común fue la ineficacia para integrar y resolver los procedimientos de responsabilidad administrativa que esta Comisión solicitó en contra de algunos funcionarios”, resaltó.

Subrayó que en las 46 recomendaciones el mayor número de agraviadas son mujeres y que fueron el Ayuntamiento de Guadalajara, las secretarías de Educación y Salud y la Comisaría de Seguridad Pública del Estado las autoridades con más recomendaciones; seguidas de la Fiscalía Central y el Ayuntamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos.

Hizo énfasis en que 98 por ciento de las 46 recomendaciones fueron aceptadas, “un grado de aceptación nunca antes obtenido”. Aunque no todas cumplidas.

Como ejemplo puso al Sistema del Tren Eléctrico Urbano, dependencia que no ha colocado señalamientos para personas con discapacidad y fustigó al Ayuntamiento de Puerto Vallarta “que a pesar de que sus funcionarios públicos aceptaron cuatro recomendaciones y 15 expedientes de queja, no las han cumplido de manera plena”.

En cuanto a logros, el presidente informó que el año pasado en la CEDHJ se presentaron 9,345 quejas, de las cuales se resolvieron 9,059 en un plazo máximo de diez meses, contados a partir de su presentación, lo que mantiene a esta institución sin rezago procesal. A la par, 69 funcionarios públicos de diversas dependencias fueron sancionados por violar derechos humanos, en cumplimiento a solicitudes de la CEDHJ realizadas en 2013 y se obtuvo la reparación del daño por más de dos millones de pesos a favor de víctimas, del cual 70 por ciento fueron mujeres.

Felipe Álvarez dio relevancia a la capacitación en derechos humanos otorgada a 89,289 personas, entre autoridades estatales, municipales y federales, militares, organismos civiles, sector privado, instituciones educativas y población en general.   

A este informe anual asistió el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva y el gobernador de Jalisco Jorge Aristóteles Sandoval, quienes coincidieron al señalar que hay avances en materia de derechos humanos en la entidad, especialmente en difusión y capacitación.