Peña Nieto retoma impulso a reformas

“Lo más cómodo, lo más fácil hubiese sido no hacer nada, haberle puesto pausa al país y dejar que la corriente siguiera su inercia", dijo el mandatario.
El presidente Enrique Peña Nieto
El presidente Enrique Peña Nieto (MARIANA HERNÁNDEZ LEÓN)

Guadalajara.-

Tras un breve receso provocado por las afectaciones que dejaron las lluvias en diferentes estados del país, el presidente Enrique Peña Nieto, retomó el impulso y socialización de las reformas estructurales como la hacendaria y energética. Lo anterior, durante la inauguración del Foro Interamericano de la Microempresa (Foromic), que se desarrolla desde ayer en Expo Guadalajara.

“Lo más cómodo, lo más fácil hubiese sido no hacer nada, haberle puesto pausa al país y dejar que la corriente siguiera su inercia; este gobierno de manera decidida y con gran convicción y firmeza se ha propuesto darle curso a estas reformas”, destacó.

Subrayó que los resultados de algunas de éstas, como es el caso de la Educativa se observarán quizá en cinco, seis o siete años, “pero éste es el momento de hacer las reformas, es el momento de acelerar el paso. Hay muchas experiencias en otros países que han resultado verdaderamente exitosas y que hace muy pocos años tenían una condición muy similar a la de nuestro país, sin embargo México se fue rezagando”. Por ello, dijo, los países que sí tomaron riesgos, ahora tienen mayor desarrollo, mayor crecimiento económico y una sociedad más igualitaria. El presidente centró los beneficios de estas reformas en los beneficios que traerá a las micro, pequeñas y medianas empresas debido al foro en el que se encontraba, por lo que mencionó que éstas tendrán un impacto positivo en la productividad.

“Cada una de las reformas transformadoras facilitará la creación de nuevas empresas y fortalecerá las ya establecidas, han sido diseñadas para liberar el potencial económico del país y para que la creatividad e ideas de los mexicanos se conviertan en proyectos productivos exitosos”, destacó.

A su vez, comentó que México está en un momento determinante para definir su futuro así como el de las siguientes generaciones, “ésa es la relevancia de la agenda de transformación que se discute en el Congreso de la Unión, por eso confío que los legisladores habrán de revisar con gran objetividad y responsabilidad cada una de estas reformas”.