Partida de casas de enlace ayudaría a justicia laboral

Anualmente se destinan 46 millones de pesos para los integrantes del Poder Legislativo local.

Guadalajara

La contratación del personal que permitiría un avance de más de 40 por ciento en los juicios laborales del estado costaría al año 16 millones de pesos. Así lo señaló ayer el representante del Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco (Cesjal), Jorge Alberto Jaime Hernández quien hizo una propuesta concreta: que los recursos salgan de las casas de enlace de los diputados locales, a las cuales se destinan 46 millones de pesos.

Al participar en el foro de Justicia Laboral en el Congreso del Estado, ante los diputados Clara Gómez Caro y Martín López Cedillo, Jaime Hernández dijo que bastaría “una parte” de esos recursos. Retó a los diputados a ir más allá del diagnóstico de la situación de los juicios laborales y resolver uno de los principales problemas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje: la falta de personal por insuficiencia presupuestal.

Dijo que la solución está en las manos de los diputados, que pueden entregar los recursos de la partida de casas de enlace o bien, asignarle recursos adicionales a la Secretaría del Trabajo cuando se diseñe el gasto estatal de 2014.

Luego de darse a conocer las carencias que enfrenta la autoridad responsable de la justicia laboral, Jorge Alberto Jaime planteó que se ponga “un hasta aquí y decimos cuánto se necesita”. Afirmó que “se considera urgente” la incorporación de ocho secretarios de junta especial, 50 presidentes especiales, 20 actuarios notificadores y 20 funcionarios conciliadores, cuyo costo en salarios significaría al año 16.5 millones de pesos.

Contar con ese personal, afirmó, representaría “un incremento en la productividad de más de 40 por ciento de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje”. Luego, propuso que los recursos se obtengan de una parte de la cancelación de la partida para casas de enlace de los diputados. Fue interrumpido por los aplausos.

Jorge Alberto Jaime continuó y dijo a los diputados que “ese dinero sería excelentemente empleado en bien de Jalisco”, para luego agregar que también los diputados podrían conseguir más recursos y así quedarse con sus casas de enlace. Entonces, además de los aplausos, se escucharon las carcajadas.