PGR documenta 248 averiguaciones por tomas clandestinas

Vecinos de Lomas del Mirador aseguran que el tráfico de camiones cisterna es recurrente en la zona en donde se detectó la fuga de combustible.

Guadalajara

En Jalisco, en lo que va del año, el agente del Ministerio Público de la Federación inició 248 averiguaciones previas tras la localización de diferentes tomas clandestinas en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Autoridades federales informaron que las investigaciones se originaron luego de que se detectara la sustracción de combustible de los ductos, principalmente en el de Salamanca-Guadalajara, aunque no se dio una cifra específica.

De acuerdo a información proporcionada por personal de Pemex, Jalisco se ubicó en el quinto lugar a nivel nacional en la localización de tomas clandestinas durante el primer semestre del año, el listado lo completan Sinaloa, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Zapotlanejo, Tlajomulco, Ayotlán, Tala y El Arenal son los municipios en donde más puntos de ordeña ha localizado el personal de Seguridad Física de Pemex.

Vecinos del fraccionamiento Lomas del Mirador, en Tlajomulco, una de las zonas que fue desalojada tras la fuga de gasolina que se detectó el miércoles, aseguran que con frecuencia ven camiones cisterna cerca de los ductos y los vehículos no son de carácter oficial.

“Yo sí había visto los camiones que entraban y salían de ahí, pero nunca supe qué realizaban esas personas”, narró una de las vecinas, quien agregó que nadie se atrevió a denuncia por temor a sufrir una represalia.

La familia de María de los Ángeles decidió no regresar a su casa pese a que las autoridades les habían dicho que ya era seguro, pues prefirieron pasar la noche con un familiar para evitar cualquier susto.

“No traíamos ni dinero para comer, mi esposo sólo se llevó el dinero para el camión, ya en la casa de mi hermano [en la colonia Polanco], él nos prestó para comer y regresarnos”, contó la mujer mientras revisaba que en su casa todo estuviera en orden después de la contingencia que llevó a las autoridades a desalojar a cinco mil personas.

Por su parte, Martha Araceli se refugió en uno de los albergues que las autoridades municipales dispusieron para los afectados, pues según contó, su familia vive lejos y no se sentía segura de regresar.

Las autoridades mantienen en la zona afectada un puesto de control en donde se realizan un monitoreo y se supervisa los trabajos de limpieza, que además brinda información a los vecinos ante cualquier incertidumbre sobre el riesgo en el área.

Miedo tras olores

A las 19:30 horas de ayer, las autoridades de Tlajomulco fueron alertadas por el olor a combustible en el cruce de las calles Cerro Canelo y Cerro Ceiba, en la etapa 17 del fraccionamiento Chulavista. Al acudir a verificar la situación, personal de Protección Civil informó que el aroma provenía de la misma zona en donde se había detectado la fuga y que eran restos del combustible que quedó esparcido descartando cualquier riesgo en el área.

El monitoreo se mantuvo en el sitio mientras se hacían los trabajos de limpieza. (Henry Saldaña/Guadalajara)