Organiza "Prepa Tepa" Festival Juglarías 2013

En su edición 13, el evento tiene programado una serie de actividades culturales y artísticas en el que participan estudiantes con sus creaciones
El director Agustín Horacio Gallardo (centro) advirtió que se vigilará el consumo de bebidas alcohólicas
El director Agustín Horacio Gallardo (centro) advirtió que se vigilará el consumo de bebidas alcohólicas (Gustavo Alejandro González)

Tepatitlán

Maestros de la Preparatoria Regional de Tepatitlán, del Sistema de Educación Media Superior de la Universidad de Guadalajara, ya preparan la edición número 13 del Festival Juglarías, que se forma de una serie de actividades culturales y artísticas donde participan los alumnos con sus creaciones y son premiados los que obtengan los primeros lugares.

Horacio Gallardo Quintanilla, director del plantel, dio a conocer los detalles del festival, que iniciará el próximo 20 de octubre y finalizará el 12 del siguiente mes, habiendo durante ese tiempo concursos de ajedrez, altares de muertos, “catrinas”, canto, baile, carros alegóricos, oratoria, fotografía, cortometraje y video, música, lectura en voz alta, declamación, ortografía, poesía, dibujo y pintura y una competencia de dominio del idioma inglés.

La inauguración consistirá en un desfile de 21 carros alegóricos, inspirados en películas y novelas famosas, desfilando por las principales calles de la ciudad. Los lugares donde se desarrollarán los concursos son las mismas instalaciones de la Prepa Tepa, la Casa de la Cultura y el centro de la ciudad y en los días finales de las Juglarías se procederá a la premiación de los primeros lugares.

La Preparatoria Regional de Tepatitlán comprende dos planteles en esta ciudad y módulos foráneos en los municipios de Acatic, San Julián, Valle de Guadalupe y Yahualica, por lo que se estima que un aproximado de 1,300 alumnos participarán en alguna actividad artística o cultural.

Esta es la décimo tercera ocasión en que se realiza el festival, que nació por iniciativa de los mismos maestros en el año 2001 y desde entonces el formato se ha mantenido prácticamente igual, con algunos pequeños cambios.

Para este 2013, los organizadores decidieron reducir a la mitad el número de carros alegóricos, para tener un mejor control del contingente y aligerar el trabajo de Protección Civil y la policía municipal, que deben resguardar el desfile. También se pondrá atención, según el director, al consumo de bebidas alcohólicas entre los estudiantes, lo cual se quiere evitar por completo, ya que algunos jóvenes aprovechan para tomar a escondidas de los maestros, bajo el argumento de que no se encuentran dentro de la escuela.