Oficiales encubiertos decomisan artefactos explosivos en Tepatitlán

La mayoría de los vendedores proceden del Edomex y aprovechan permiso de venta de luces de bengala 

Tepatitlán

Vestidos de civiles, para no ser reconocidos, elementos de Protección Civil de Tepatitlán han logrado sorprender a vendedores clandestinos de pirotecnia, que tienen permiso para vender luces de bengala y aprovechan para ofrecer de manera oculta artefactos explosivos.

Lo anterior fue informado por el director de Protección Civil de Tepatitlán, Sergio Hernández Murillo, quien mencionó que durante la temporada navideña y de fin de año han estado recorriendo los tianguis de la ciudad y la zona centro, a fin de detectar a aquellos que vendan productos que contengan pólvora, ya que aparte de estar prohibidos, son peligrosos y hasta pueden causar la muerte, de acuerdo con el funcionario.

Hernández Murillo explicó que muchos vendedores ambulantes, sobre todo procedentes del Estado de México, vienen a Tepa a instalarse en los tianguis de fin de año y solicitan licencia al municipio para vender luces de bengala, aunque aprovechan para ofrecer también cohetes y otro tipo de artefactos explosivos, como barrenos, los cuales, según el director de Protección Civil, pueden llegar a dañar vehículos o inmuebles y provocar graves lesiones o la muerte a las personas que se encuentren cerca.

Para detectar a los que venden este tipo de productos, que no están a la vista del público, elementos de Protección Civil, vestidos de civiles, recorren los puestos ambulantes y quienes tienen a la vista las luces de bengala, les preguntan si tienen cohetes, "cebollitas", barrenos o palomitas, entonces los vendedores sacan de entre sus ropas dichos artículos y los entregan al cliente, momento en que se acerca un oficial de Protección Civil, debidamente identificado y portando el uniforme oficial, para decomisar el material prohibido.

El titular de la dependencia asegura que gracias a este operativo han logrado asegurar aproximadamente 55 kilogramos de pólvora y retener a cinco personas, de la que una de ellas fue remitida al Ministerio Público de la Federación, al portar más de 12 kilos de dicho material.

El operativo fue ideado y acordado por la misma dependencia, la dirección de Seguridad Pública y el presidente municipal, por lo que cuentan con el respaldo policiaco para efectuar este tipo de acciones.

El operativo se desarrolla en los tianguis navideños de la ciudad y en los alrededores del mercado Centenario, donde confluye también un gran número de vendedores de pólvora.

Los recorridos continuarán hasta el próximo 6 de enero y los explosivos asegurados se entregarán a la XV Zona Militar o se destruirá en las instalaciones de Protección Civil, si el Ejército así lo determina.