Minoristas marchan contra reforma fiscal

300 comerciantes se manifestaron desde la Plaza Liberación, caminando por avenida Juárez, Vallarta y Américas, hasta llegar a las oficinas del SAT.
Manifestantes mostraron su inconformidad por cambios a la ley
Manifestantes mostraron su inconformidad por cambios a la ley (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La incertidumbre y molestia de comerciantes de Guadalajara por la eliminación del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) y la creación del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), la manifestaron con una protesta realizada la mañana de este lunes en las principales calles de Guadalajara.

Fueron alrededor de 300 personas afiliadas al Frente de Resistencia del Estado de Jalisco, Unión de Comerciantes de la Zona de Abasto de Felipe Ángeles, así como de la Unión de Comerciantes Solidarios del Mercado Libertad, que se reunieron en la Plaza Liberación para caminar por la avenida Juárez, Vallarta y Américas hasta llegar a las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Las dudas que tienen los comerciantes son sobre la desaparición de los Repecos, sobre el futuro de los pequeños y medianos contribuyentes y respecto al desempleo que pronostican tras la entrada en vigor de la reforma hacendaria. Es por eso que piden la revocación de la reforma y del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Los inconformes se reunieron a las afueras del SAT provocando que las puertas de las oficinas fueran cerradas para evitar el ingreso de todo el contingente. Esto provocó que aquellos ciudadanos que tenían una cita no pudieran ingresar. La consigna era: “Si entra uno, todos entramos”.

Una comitiva, que representó a los comerciantes, ingresó a las oficinas para platicar con funcionarios del Servicio de Administración Tributaria. Dentro dieron a conocer sus dudas e inconformidades.

“Nos van a dar algunas aclaraciones por escrito, lo cual, es lógico, no nos tiene muy complacidos. Estamos dando este tiempo para que nos presenten por escrito las opciones que tenemos”, explicó Salvador Cabrera Vera, organizador y coordinador de los comerciantes.

En tanto, informaron que ya organizan una nueva movilización que se llevará a cabo el próximo lunes 17 de febrero con una amplia participación de comerciantes y ciudadanía. También se anunciaron movilizaciones conjuntas con los pequeños contribuyentes de los estados de Querétaro y Michoacán.

Para el doctor Antonio Sánchez, profesor investigador en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara, el SAT está aplicando de una manera excesiva sus facultades para la implementación del nuevo régimen.

Señaló que la reforma hacendaria no podrá echarse atrás porque son tendencias mundiales de fiscalidad, pero sí, dijo, es necesario que se prolonguen los tiempos, ya que la totalidad de comerciantes no podrá incorporarse al nuevo régimen en el mes de marzo –fecha en que vence el plazo–, lo que dará pie a que muchos trabajen en la informalidad, advirtió.

“En toda su vida los comerciantes se han basado en un cuadernito, un formato de pago y, pregunto, ¿hoy les exigen que tengan una computadora e Internet?, pues eso es imposible para ellos. Prácticamente es nuevo para ellos porque no tienen la educación y preparación para eso, sobre todo las personas adultas que no saben cómo entrar a un portal electrónico”.

Para el experto, la reforma fiscal no es del todo negativa, aunque señala que los beneficios que se anuncian no son ciertos, e invitó al SAT a crear un verdadero régimen para los pequeños contribuyentes que generan ingresos menores a los 500 mil pesos anuales.

“Eso de que los pequeños comerciantes podrán emitir facturas… eso ¿qué? No dicen que habrá un costo fiscal más alto. Y que podrán acceder a mayores créditos, ¿quién determina eso?, que yo pague mis impuestos no es señal de que me van a dar mayor capacidad de crédito”, indicó.

Claves

Obligaciones incluidas en la reforma

-Entregar a clientes facturas por ventas o prestaciones de servicios

-Registrar ingresos, gastos, inversiones y deducciones

-Pagos mayores a dos mil pesos deberán realizarse a través de tarjeta de débito, crédito o cheque

-Los pequeños contribuyentes deberán retener el ISR a sus trabajadores

-Cada dos meses deberán declarar ante el SAT, cuántos ingresos obtuvieron y qué gastos realizaron