México, 6 lugar entre países que degradan su ambiente

El sitio Ecoportal.net difunde un estudio de universidades que evaluó a 171 países; Brasil es el que peores resultados arroja, México están en sexto y Perú en décimo, pese a ser países con alta ...

Guadalajara

Un grupo de universidades de Estados Unidos, Australia y Singapur han desnudado el fracaso de la gobernanza en materia ambiental en países como México, Brasil y Perú, que arrojan saldos desastrosos de destrucción ambiental pese a su alta diversidad biológica, reporta el sitio de Internet www.ecoportal.net.

El estudio “utilizó siete indicadores de degradación ambiental: pérdida de bosques naturales, transformación de los hábitats, capturas pesqueras, uso de fertilizantes, contaminación de las fuentes de agua, emisiones de carbono y especies amenazadas”; así, Brasil, México y Perú “se encuentran entre los diez países del mundo que más contribuyen a la degradación ambiental”. El proyecto se denominó Evaluación del Impacto Ambiental Relativo de los Países, y específicamente lo realizaron las universidades de Adelaide (Australia), Princeton (EU) y Nacional de Singapur.

“Uno de los grandes hallazgos es que a mayor riqueza de un país, es mayor su impacto sobre el ambiente. Correlacionamos los rankings frente a tres variables socioeconómicas (tamaño de la población, producto interno bruto y calidad de la gobernanza) y encontramos que la riqueza total era la variable explicativa más importante; cuanto más rico un país mayor es su impacto ambiental promedio”, explicó el profesor Corey Bradshaw, quien dirigió la investigación llevada a cabo en el 2010. “Hay una teoría sobre que a medida que aumenta la riqueza, los países tienen más acceso a tecnología limpia y adquieren más conciencia ambiental, de tal forma que los impactos sobre el ambiente comienzan a declinar. Esto no pudo ser confirmado”.

Sin embargo, “la investigación también encontró que en países con mala calidad de gobernanza y elevada corrupción, las políticas de protección ambiental son inexistentes o no se implementan adecuadamente”.

La continua degradación de la naturaleza a pesar de décadas de advertencias, junto con el crecimiento de la población humana, “sugieren que la calidad de vida humana podría disminuir considerablemente en un futuro próximo. La creciente competencia por los recursos podría desencadenar conflictos sociales y guerras con cada vez más frecuencia.

La permanente degradación ambiental exige que los países que necesitan soluciones sean identificados con urgencia para que reciban ayuda en la conservación y restauración ambiental”, destacan los redactores de Ecoportal.net.