Mantienen compromiso con Chapala

Luis Aceves, director de operación del organismo estatal, señala que existe la política de respaldar la operación de los sistemas en los que se ha invertido dinero público.
Según la CEA, dentro de la subcuenca existen 20 instalaciones de tratamiento, de las cuales funcionan 13.
Según la CEA, dentro de la subcuenca existen 20 instalaciones de tratamiento, de las cuales funcionan 13. (Milenio)

Guadalajara

La Comisión Estatal del Agua (CEA) aseguró ayer que mantendrá su compromiso con el saneamiento de la cuenca directa del lago de Chapala, por medio de trece plantas de tratamiento que operan al cien por ciento dentro del mayor lago del país.

Luis Aceves Martínez, director de operación de plantas de tratamiento del organismo estatal, aseguró que dentro de la subcuenca existen 20 instalaciones, de las cuales están funcionando 15. Precisó que en Ocotlán, el aumento de capacidad de la planta de tratamiento principal deja fuera otras tres plantas que están en proceso de baja; por lo cual no hay un daño al medio ambiente, pues el agua del Rincón de la Arboleda, Hacienda del Rincón y Odis, que suma un volumen máximo de 26 litros por segundo, es objeto de saneamiento de la planta de nodos activados con aereación extendida que existe en la cabecera, con capacidad de 300 litros por segundo. 

En el caso de Poncitlán, de las 6 instalaciones de tratamiento, tres vierten hacia la cuenca del río Santiago (Cabecera municipal, Cuitzeo y San Jacinto) y no hacia el lago, aunque todas están sin operar.

También explicó que las plantas de tratamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos, con excepción de la que existe en la cabecera municipal, viertan hacia la cuenca alta del río Santiago. En Jocotepec, la planta de Protrerillos tampoco va a la cuenca directa del lago; se debe agregar a la contabilidad, la cabecera municipal de la Manzanilla de la Paz, la cual se ubica en los contrafuertes de la Sierra del Tigre, pero vierte hacia el Lago de Chapala (por cierto, tampoco opera).

El funcionario subrayó que existe la política de respaldar la operación de los sistemas en los que se ha invertido una cantidad importante de dinero público; en especial, en el caso de Lago de Chapala, por ser la principal fuente de abastecimiento de agua del ZMG, además de un importante espacio natural y turístico con presencia de una gran comunidad de extranjeros residentes.