Lejos aún, la cobertura de pruebas de VIH para embarazadas

Este 2013 se ha detectado a seis madres gestantes con el virus, se estima que podrían existir 60.
Gracias al programa Bebés sin SIDA mujeres han logrado evitar el contagio madre-hijo.
Gracias al programa Bebés sin SIDA mujeres han logrado evitar el contagio madre-hijo. (Milenio Digital)

Guadalajara

Este 2013, Jalisco aún se encuentra lejos de la cobertura de pruebas rápidas para detección de VIH en mujeres embarazadas. Por esta vía se han logrado detectar a seis madres en etapa de gestación que ignoraban ser portadoras del virus, pero se estima que podrían existir sesenta en esa condición.

José Manuel Salcedo, director general de Mesón de la Misericordia AC, señaló que en Jalisco se registran 120 mil embarazos al año, de los cuales el 0.05 corresponden a mujeres que tienen el VIH, con base en la prevalencia de la enfermedad.

“Esto está lejos totalmente de ser la realidad que tenemos presente. No estamos diagnosticando sesenta mujeres al año”, dijo.

El activista refirió que la mesa interinstitucional Alumbramiento sin Sida en Jalisco, que  suma a organismos civiles y dependencias de gobierno, tiene el mismo objetivo de los países desarrollados: “alcanzar la meta de cero niños y niñas que adquieren el VIH de su mamá durante el embarazo o durante el parto o la lactancia”.

Desde hace años se mantiene el porcentaje de infección materno-infantil en 2 por ciento, cifra que representa 299 casos con VIH. “Una cifra aparentemente poco alarmante, pero cuando conocemos que esta cifra tiene nombre, tiene vida y es de un niño o una niña que se le transforma completamente la vida por todo el estigma y secuelas que pueda generar (el sida), la cifra de 2 por ciento resultará una maravilla si la evitamos”, opinó.

Salcedo aseguró que llegar a tasa cero “es absolutamente posible”, si se logra que todas las embarazadas tengan acceso a una prueba rápida.

Debido a que lamentablemente una de cada cinco mujeres no acude a control prenatal en Jalisco, y solo se presenta a la unidad médica para la resolución de su embarazo, esta mesa propone ofrecer la prueba rápida en el momento previo a la atención del parto, para tomar acciones que eviten la transmisión como son la práctica de cesárea y evitar la lactancia.

El entrevistado dijo que las embarazadas que se confirmen con VIH tienen garantizado el acceso gratuito a todo el tratamiento por parte del Seguro Popular, y cuentan con el apoyo integral del Mesón de la Misericordia. “Esta mujer no está sola”, sostuvo.

Informó que este 2013 se han tenido dos casos de transmisión perinatal detectados (niños de mujeres que no recibieron tratamiento).

Sin embargo, en los últimos nueve años 199 mujeres se han inscrito al programa de bebés sin sida, un promedio de veinte al año. De ellas, 17 se dieron de baja por su voluntad. En la mayoría de los casos, se logró evitar el contagio madre-hijo.

“Ya llevamos 116 niños y niñas que han culminado todo el proceso de la atención y todos ellos son negativos a VIH. Sin duda esto es una belleza, sabiendo que estos niños tendrán un destino radicalmente diferente al que hubieran tenido si adquirían el virus”, concluyó.