Jóvenes fallecidos eran de San Martín de las Flores

Donaldo Fierros Velásquez, quien en unos días cumpliría 20 años, fue uno de los tripulantes que pereció en el accidente de la carretera a Zapotlanejo

Guadalajara

Los cinco jóvenes que fallecieron la noche del domingo al volcar y chocar la camioneta en la que viajaban por la carretera a Zapotlanejo, vivían en San Martín de las Flores, desde donde acudieron sus familiares a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Guadalajara para reclamar los cuerpos.

Las víctimas fueron identificadas como Guelaguetza Velázquez Segura, de 14 años; Luisa Itzel Velázquez Martínez, de 16; Luis Donaldo Fierros Velásquez, de 19; Omar Fierros Castellanos, de 21 años, y Manuel Estrada López, de 20.

Donaldo, quien era estudiante, en tan sólo tres días iba a festejar su cumpleaños número 20, sin embargo, su vida fue truncada en el trágico accidente que ocurrió alrededor de las 23:30 horas del pasado domingo en la carretera a Zapotlanejo, a la altura del número 1121, y en el cruce con la calle Puerto Mazatlán, en la colonia San Pedrito, en el municipio de Tlaquepaque.

Los jóvenes viajaban en una camioneta Nissan Murano, color blanco, placas JDL-8408, por los carriles laterales en dirección a Guadalajara, cuando, por el exceso de velocidad, el vehículo golpeó el muro de contención y se brincó a los carriles centrales, donde se volcó sobre el costado derecho y, tras efectuar un giro, se impactó de frente contra el camión urbano que circulaba en los carriles opuestos.

Al momento de chocar con el toldo del automotor, contra la parte frontal derecha de un camión de la ruta 275-B, número económico 8381, conducido por Raúl Lugo, de 48 años, los cuerpos fueron expulsados del vehículo que se presume era manejado por Manuel Estrada López.

Los cadáveres de los cinco tripulantes de la camioneta fueron localizados junto al vehículo. Una de las adolescentes sufrió la amputación de sus dos piernas, mientras que la otra joven quedó con el rostro destrozado.

En los indicios encontrados en el lugar del percance, se encontraron dos latas de cerveza, además de un vaso de plástico color blanco. Metros más adelante fue encontraba una bolsa con ropa nueva de la marca Zara.

Por su parte, el chofer del transporte público, quien quedó detenido para deslindar responsabilidades, aseguró que sintió la muerte de cerca.

“Pensé que me iban a matar a mí. Se brincan los tres camellones; de hecho no pude ni frenarme, sólo sentí el golpe, me levanté, pero ya no quise ver cómo quedó la camioneta. Era impresionante”.

De acuerdo con la información proporcionada por el Semefo, las causas de muerte de todos los jóvenes fueron contusiones de tercer grado en cráneo, tórax, y abdomen.

Quedaron pendientes los exámenes toxicológicos para confirmar o descartar si el conductor de la camioneta manejaba en estado de ebriedad.

En la zona del accidente, la circulación de vehículos se vio afectada debido a que los carriles que van de Lázaro Cárdenas hacia la carretera libre a Zapotlanejo fueron cerrados a la circulación por espacio de cuatro horas. Quienes pretendían transitar por este punto tenían que ir hasta el nuevo Periférico y tomar el entronque con la carretera libre a Zapotlanejo.