Jóvenes bajan guardia ante las infecciones sexuales

La mayoría son curables, pero si no se tratan a tiempo pueden traer complicaciones graves, incluso algunas predisponen al VIH.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 60% de las ITS se presentan en jóvenes
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 60% de las ITS se presentan en jóvenes (Milenio)

Guadalajara

La aparición del sida hace más de tres décadas fue un parte aguas en la historia de la sexualidad humana. Sin embargo, por encima de esta enfermedad, otras infecciones de transmisión sexual (ITS) tienen una alta incidencia entre la población y amenazan en especial a los jóvenes, que han bajado la guardia incluso ante el mismo virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).


La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 60 por ciento de las infecciones se presentan en jóvenes. En México no hay registro puntual de todas las personas afectadas por ITS; ya sea porque no todas son mortales, porque se tratan con relativa facilidad o simplemente, porque no se notifican.


Candidiasis, sífilis, gonorrea, chancro blando, herpes genital, virus del papiloma humano (VPH) y hasta hepatitis B y C, se cuentan entre la lista de las ITS, que anteriormente se les llamaba enfermedades venéreas. En común tienen que son contagios que pueden adquirirse a través de un encuentro sexual (en más del 90 por ciento de los casos).


En Jalisco, se notifican un promedio de 14 mil casos de ITS anuales, de acuerdo con el Sistema Único de Información para la Vigilancia Epidemiológica (SUIVE). Las infecciones pueden ser provocadas por virus, bacterias, hongos o protozoarios.


“Las ITS diferentes al sida son mucho más frecuentes que la misma infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). De hecho son un condicionante para que se facilite el contagio de éste”, indicó el secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención del Sida (Coesida) en Jalisco, Ariel Campos Loza.


“Estudios internacionales refieren que una persona con gonorrea, sin la consejería adecuada para que cambie sus conductas en la actividad sexual, a futuro tiene una posibilidad de 2 por ciento al año de adquirir el VIH”, comentó.


Efectivamente, aunque la mayoría de las ITS son curables con tratamiento temprano; lo que preocupa a los especialistas son sus complicaciones, como la ya citada. La sífilis, por ejemplo, es una vieja enfermedad casi eliminada que está reapareciendo con todo y sus secuelas y el riesgo de contagio congénito.


“La sífilis es una infección reemergente, creímos que estuvo controlada y en verdad que no”, agregó Campos Loza, tras citar que la población en más alto riesgo de sífilis es la que vive con VIH. “Los casos cada día son mayores de gente con sífilis en este grupo de población, que vive con complicaciones neurológicas que ya no se veían hace décadas”.


Otro reto para Jalisco es eliminar la sífilis congénita, para lo cual la estrategia es igual que en el sida: la detección temprana de las madres para frenar esta vía de transmisión. Los casos nuevos de sífilis congénita se limitan a dos en lo que va de 2013, pero la meta es “tasa cero”.


Se estima que en México, se presentan de uno a dos casos por cada 100 mil habitantes, de enfermedades como la gonorrea, el herpes genital y la sífilis adquirida; en contraste está el VPH, con 23 casos por cada 100 mil habitantes y una complicación grave: “Es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cérvico uterino”, recordó.


En Jalisco se han realizado 3,915 detecciones en lo que va del año. Los casos reales superan por mucho la cifra. El VPH y otras ITS pueden ser curadas la mayoría de las veces. Para ello, es importante diagnosticarlas de manera temprana.


La candidiasis es la ITS más reportada en Jalisco, con 72 mil 069 casos (del año 2006 al 2011). En lo que va de 2013, supera los 8 mil 300 casos. Es una micosis que suele ser benigna y sólo en algunos pacientes, especialmente los inmunosuprimidos, evolucionar a candidemias, que conllevan un riesgo de mortalidad.


Fuera del VPH, las ITS suelen ser más diagnosticadas en varones que en mujeres, debido a la conformación de la anatomía de los genitales femeninos, las lesiones son menos visibles; mientras que en los genitales masculinos una lesión se detecta rápidamente. “Pero no es que los hombres las padezcan más”, añadió el médico.


Ariel Campos aseguró que Jalisco cuenta con unidades médicas que ofrecen “servicios amigables de salud”, especialmente para que los jóvenes puedan recibir orientación y consejería sobre sexualidad responsable; tanto en anticoncepción como para prevenir y tratar estas enfermedades.