En Guatemala apuestan por su crecimiento económico con la IP

Dijo que para lograr esos avances en la economía están trabajando también en otras áreas como la seguridad y la paz. Su inversión extranjera creció 20 por ciento en 2012.
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, saluda al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, saluda al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval (Nacho Reyes)

Guadalajara

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue uno de los expositores del primer día de actividades de la 11 Cumbre de Negocios, México Nueva Visión en el Contexto Internacional, quien destacó la importancia de incluir en su política a la Iniciativa Privada (IP), con el fin de que la economía de Guatemala crezca; animó a que México ejerza su liderazgo económico y comience en Centroamérica, entrando por Guatemala.

El mandatario dijo que cuando llegó a la presidencia, hace 21 meses, los índices macroeconómicos estaban estables y han seguido así durante los 22 meses que ha sido presidente. Indicó que la inversión extranjera creció 20 por ciento el año pasado, y este año creció una cifra similar.

El presidente ha apostado por el crecimiento de la IP con el objetivo de hacer crecer la economía de su país “estoy dispuesto a seguir trabajando con el sector privado”. Señaló que las alternativas que tenía como presidente también las tenía con el sector privado y optó por aprovecharlas.

Indicó que acordaron tener una reunión cada ocho días “y espero que dé resultados para que la economía crezca, atraer inversiones y lograr oportunidades de empleo”.

Dijo que para lograr esos avances en la economía están trabajando también en otras áreas como la seguridad, la justicia y la paz. Entre los logros en este punto mencionó una disminución de 23 por ciento en los homicidios, comparado con el año pasado, y en el presente año de 15 por ciento. Otro de sus lineamientos es lograr hambre cero, es decir, que no haya hambre ni desnutrición crónica.

El presidente de Guatemala animó a que el liderazgo de México comience por su país, con el que comparte una frontera de 960 kilómetros, pues dijo que siendo la segunda economía más grande de Centroamérica, Guatemala es un socio natural de México.