Falleció el escultor tapatío Miguel Miramontes Carmona

El autor de decenas de esculturas de Guadalajara radicaba en Chapala, su hija acusa a Teresa Moranchell Canchola como la responsable de su muerte.

Guadalajara

Con 62 años de carrera escultórica y autor de decenas de monumentos icónicos de Guadalajara falleció la mañana del miércoles Miguel Miramontes Carmona. Su obra se extiende en varias ciudades del país, en Guadalajara destacan entre muchas, la estatua de Morelos a caballo en el Parque Morelos, Los futbolistas, al frente del Estado Jalisco, además del conjunto de Niños que juegan con el agua en el Callejón del Diablo y varias de las primeras estatuas que poblaron la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres entre ellas, la figura de José Clemente Orozco, la de Mariano Azuela y Gerardo Murillo el Dr. Atl.

El escultor Sergio Zepeda notificó a este medio del suceso, mismo que MILENIO JALISCO ratificó con su hija Luz Elena Miramontes Arreola, quien señaló que desde hace un mes Teresa Moranchell Canchola, quien era la última esposa de su padre, privó en los últimos años a familiares y conocidos del contacto con el maestro, "malbarató" gran parte del acervo del escultor y desde hace un mes lo recluyó en un asilo. "Estaba irreconocible, mi padre, un hombre millonario, terminó sus últimos días como indigente. En las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, pudimos constatar que el cuerpo tenía golpes y llagas. Ella lo golpeaba", subraya indignada Miramontes Arreola, quien pidió discreción del lugar en el que se velaría a su padre, por la forma en cómo acaeció su muerte, la profesora señala como cómplice de maltrato y abandono de Miramontes Carmona a Domingo Ávila, a quien se refiere como amante de Moranchell Canchola. "Mi padre era un hombre sano. A raíz de su abandono en el asilo comenzó a tener problemas de deshidratación y desnutrición, nos quieren hacer creer que se murió de manera natural, pero no es así. Pido justicia al gobernador de Jalisco Jorge Aristóteles Sandoval y al presidente Enrique Peña Nieto para que se haga justicia, mi padre dio mucho a Jalisco y a México y por lo mismo no se merecía una muerte de esta naturaleza", subrayó Miramontes Arreola.

Este medio logró contactar a Moranchell Canchola, viuda del escultor, gracias a algunos de sus familiares que acudieron al funeral y al momento de solicitarle si quería o no dar una declaración dijo que no lo haría por el momento, que "Domingo" le dijo que se mantuviera a distancia, de manera que aunque se le preguntó ¿qué podía decir de los señalamientos de Miramontes Arreola?, prefirió callar.

El sello realista de sus esculturas consolidó a Miramontes Carmona como uno de los artistas plásticos más importantes de Jalisco. Invitado por el pintor Jorge Martínez fue fundador de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), donde formó varias generaciones. Entre ellos se encuentran el coreógrafo y escultor Rafael Zamarripa y el escultor Sergio Zepeda, quien era su colega en la asociación de Pensionados y Jubilados del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño y fueron los primeros en lamentar la pérdida.

Rafael Zamarripa dijo a MILENIO JALISCO que la noticia le tomó como una "sorpresa desagradable, pero puedo mencionar que, más que ser un excelente escultor, fue un excelente maestro que nos enseñó a los alumnos en la Escuela de Artes Plásticas cuando yo tendría alrededor de 18 años. Como profesor era muy estricto, pero justo, preciso y reflexivo de los aciertos y los errores".

Además resalta la inusual cualidad que tenía para dibujar, que no es común en los escultores, pero sobre todo aprecia que le enseñó "a descubrir que un error, analizarlo para no volverlo a hacer es lo mejor que se puede realizar", externó su paisano.

Por su parte Sergio Zepeda, también ex rector del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la UdeG dijo que "en los últimos días estuvo enfermo, incluso comenzaba a perder un poco de la memoria.

De acuerdo con Miramontes Arreola, el artista recibirá hoy un homenaje de cuerpo presente a las 10:00 horas en la Galería Espacio Azul del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) ubicada en Independencia 947, al que se espera asistan autoridades estatales y de la UdeG. Al término el cortejo se trasladará al cementerio Recinto de la Paz.

Miramontes Carmona nació en Guadalajara en 1918 y estudio en la Academia de San Carlos. Durante su larga trayectoria colaboró con artistas como David Alfaro Siqueiros, entre otras personalidades de la época.