Fallan políticas públicas de seguridad

Las personas que son castigadas con cárcel no logran reinsertarse socialmente.

Guadalajara

Políticas públicas erróneas en materia de prevención de delitos y una profunda crisis para encontrar oportunidades dignas de desarrollo, están detrás del incremento delictivo en Jalisco, consideró el presidente de Red Ciudadana A.C., José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

“La estadística que presenta el INEGI refleja mucho el grave problema de calidad de vida que están viviendo muchas familias en Jalisco. Ya desde 2009 se empezaba a manifestar la crisis económica, que tuvo varios efectos. Hoy esta encuesta refleja uno de ellos”, dijo.

Comentó que el incremento delictivo tiene un origen multifactorial. Por una parte, contribuye a este aumento “la carencia de una política pública integral sobre la prevención del delito […] los programas son primitivos e ineficaces, faltos de fundamentación científica y claramente no están funcionando”, sostuvo.

No menos grave es que lejos de lograr la reinserción social de quienes ya cometieron un delito, se alimentan las redes criminales con los primodelincuentes. “Es como una universidad del crimen, donde se conocen con otros delincuentes y esto es evidente porque la mayoría de los liberados reinciden”, lamentó.

Por su parte, el investigador de la Universidad de Guadalajara y experto en temas de seguridad, Arturo Villarreal Palos, atribuyó el incremento de la percepción de inseguridad a la actuación de las policías municipales, quienes han fallado en la tarea preventiva.

“Quien fundamentalmente tiene la tarea de mantener la seguridad ciudadana y perseguir el delito son las policías municipales y la policía investigadora partiendo del número de denuncias, que sabemos son muy pocas las personas que denuncian, porque los pocos delitos que se cometen no se atacan y ni se investigan adecuadamente”, explicó el catedrático.

Villarreal Palos agregó que no se debe olvidar que la encuesta fue hecha durante la pasada gestión y habrá que esperar a ver si las nuevas políticas de seguridad cambian la percepción de la ciudadanía, sobre todo con la fusión de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Procuraduría General de Justicia en la Fiscalía General del Estado.

“Con esta reforma que se hizo, de concentrar todas las policías y la investigación del delito en un solo mando, que es el mismo que estaba el sexenio pasado, pero en lo que hemos estado viendo no hay mejoría, no tenemos la estadística, no lo podemos probar estadísticamente, pero en la percepción que hemos tenido con este modelo es que no se ha mejorado”, puntualizó el investigador.