Ex policía, detenido tras balacera en "Tepa"

Jesús Eduardo Rosales Barajas fue elemento de Seguridad Pública de Ciudad Guzmán. La célula delictiva pertenecía al "Cártel Jalisco Nueva Generación".

Guadalajara

Jesús Eduardo Rosales Barajas, de 33 años de edad, es el nombre del sujeto que fue detenido tras el enfrentamiento entre elementos de la Fiscalía General del Estado y una célula del [i]Cártel Jalisco Nueva Generación[/i] en Tepatitlán, el pasado 8 de octubre.

El sujeto fue identificado como ex policía de Ciudad Guzmán y se mantuvo activo del 2001 al 2007, sin embargo, no se dio a conocer cuál fue el motivo de su baja de la corporación.

En las primeras declaraciones de Rosales Barajas a las autoridades consta que la célula que fue abatida formaba parte de dicho grupo delincuencial y operaba en la región de Los Altos, en donde recientemente habían secuestrado a tres personas que fueron rescatadas de una casa de seguridad, ubicada en la carretera Lagos de Moreno-Encarnación de Díaz.

Uno de los sujetos que murió en el tiroteo, que duró cerca de tres horas, fue identificado extraoficialmente como [i]El Chacal[/i], quien era el líder. El nombre del individuo aún no ha podido ser establecido, pues la investigación está en proceso, sin embargo, una fuente cercana a la indagatoria informó que dos de los presuntos delincuentes también serían ex policías, pero no se confirmó de qué corporación.

En un recuento preliminar de los hechos, los policías del estado fueron atacados con al menos ocho granadas de fragmentación MK2 y del calibre 40, además, dentro de la casa en donde se atrincheraron los sujetos se halló una cubeta, con capacidad para 20 litros, la cual estaba llena de cartuchos de diferentes calibres, entre ellos 7.62x51, 9 milímetros, 38 especial, 38 súper y para Barret, así como prendas de vestir con las siglas de la AFI.

Dan de alta a lesionados

Dos de los cuatro elementos de la Fiscalía General del Estado que resultaron con lesiones tras el enfrentamiento con un grupo criminal en Tepatitlán ya fueron dados de alta.

Los cuatro oficiales fueron heridos por las esquirlas que de las granadas que les fueron arrojados y los dos que aún permanecen hospitalizados es porque su condición fue más grave, ya que uno tiene heridas en un pulmón, mientras que el otro resultó lesionado en una pierna.

Resultados policiales

En lo que va de la Administración, la policía del estado informa que:

1,035 personas han sido detenidas por diversos delitos

223 de las detenciones fueron por portación de arma de fuego

5,000 cartuchos de diferentes calibres han sido decomisados

11 granadas han sido aseguradas

205 armas de fuego se han incautado.