Evalúan daños en el Registro Civil número 1

Cornelio Buenrostro, encargado del despacho de la dependencia, dijo que al edificio se le encontraron dos fisuras en el tercer nivel.
Retiraron 12 toneladas de papelería para evitar riesgos.
Retiraron 12 toneladas de papelería para evitar riesgos. (Henry Saldaña)

Guadalajara

Ayer, el tercer nivel del Registro Civil número 1 fue desalojado para que se le realice un nuevo dictamen, tras el temblor que sacudió la Zona Metropolitana de Guadalajara.

José Ricardo Carrillo Almeida, director del Registro Civil de Guadalajara, mencionó que el tercer piso donde se encuentra el archivo de actas de nacimiento, defunciones y otros documentos importantes, fue donde se registraron algunas cuarteadoras, por lo que personal de Protección Civil de Guadalajara les recomendó que desalojaran el inmueble hasta que se realice un nuevo dictamen para evaluar los daños.

“Hoy [ayer] en la mañana tras el temblor, el edificio tuvo un pequeño daño; sin  embargo, en vías de precaución pedimos un dictamen a protección civil, y ese personal nos pidió que sacáramos el peso que tiene el tercer piso, para que ellos realicen un dictamen en conjunto con peritos de obras públicas, para que nos permita saber si el edificio tiene algún daño”.

El funcionario mencionó que, el día de hoy, una vez que se haya retirado por completo las casi 12 toneladas de papelería que estaban en resguardo en el piso afectado, se haría el dictamen para evitar cualquier riesgo al personal y a los usuarios que acuden a realizar algún trámite en el Registro Civil.

A su vez, comentó que las 22 oficinas de los registros civiles estarán atendiendo al público que acuda a realizar sus trámites, mientras el personal indicado realiza las evaluaciones en el edificio central.

Señaló que los documentos fueron llevados al archivo municipal donde quedarán en resguardo.

Asimismo, el encargado de despacho de la dependencia de Guadalajara, Cornelio Buenrostro, informó que el edificio tiene dos fisuras en una de las trabes en el tercer nivel, y en otro cuarto en la azotea se detectó un desprendimiento de enjarre que dejó la viga a la vista.  Por lo anterior, la dependencia no evacuó a trabajadores y usuarios, pero recomendó que una vez que atendieran los trámites que se solicitaron, ya no recibieran a más personas y ya no dieran acceso a nadie más.

Buenrostro agregó que personal de Obras Públicas haría una revisión por la tarde y les entregaría un dictamen hoy para conocer el estado del daño al edificio, que se encuentra en una zona de barranca “y con el simple paso de los autos se cimbra”.

Mientras tanto, el movimiento telúrico se registró a las 12:10 horas de ayer y su magnitud alcanzó los 6.4 grados Richter, donde se logró sentir en Jalisco, en Michoacán y el Distrito Federal, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional.