“Encontré un Imeplan fuera de enfoque”: Ricardo Gutiérrez

El nuevo titular del Imeplan recalca que el desarrollo urbano en el Área Metropolitana de Guadalajara no sólo tiene que ver con el territorio sino con la gente en sí, por lo que apuesta por un ...
El cambio en la dirigencia no ha provocado cambios administrativos, explica Ricardo Gutiérrez.
El cambio en la dirigencia no ha provocado cambios administrativos, explica Ricardo Gutiérrez. (Nacho Reyes)

Guadalajara

A pesar de que la nueva conformación política de los municipios metropolitanos desencadenó el cambio en la dirigencia del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), su nuevo titular, Ricardo Gutiérrez Padilla, considera que este organismo cuenta con autonomía ante los actuales actores políticos.

¿Cómo encontraste el Imeplan?

Encuentro un equipo de trabajo profesional, sólido, con conocimiento y con experiencia, pero en cierto sentido, fuera de foco, es decir, siguiendo una serie de propósitos y de objetivos que no son necesariamente los esenciales para los que fue creado el Imeplan. Ya tomamos algunas medidas en términos de alinear el talento, el conocimiento, la experiencia, todo el trabajo hacia la lógica de construcción de los instrumentos fundamentales que debe aportar.

¿Qué tanta independencia pierde el Imeplan al no haber resistido siquiera el primer cambio político administrativo en los ayuntamientos? Cuando era un órgano que justamente se había creado para saltar esos momentos; el nombramiento del anterior director, Alberto Orozco, era por cuatro años y solamente duró año y medio.

Bueno, yo no creo que pierda ninguna independencia, esto es parte del diseño amplio de lo que se conoce como el sistema de coordinación metropolitana. El Imeplan no es un ente aislado, el Imeplan forma parte de ese sistema en el que hay cuatro entidades, la Junta de Coordinación Metropolitana, los alcaldes del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y el gobernador del estado; está el Consejo Ciudadano Metropolitano, que tiene representación de todos los municipios que forman parte del AMG, está el Imeplan como órgano técnico del sistema y está el Consejo Consultivo Metropolitano, que es la suma de las mesas temáticas en las que participan los miembros de los gobiernos municipales y del estado para objetos concretos.

Y los encargados del desarrollo urbano de cada ayuntamiento

Y otros, no necesariamente solo desarrollo urbano. Hay que entender, digamos, que la ciudad es mucho más que el territorio, las edificaciones, la ciudad es esencialmente gente, personas y cuando hablamos del diseño futuro de la ciudad hay que entender que es mucho más que el ordenamiento del territorio y los planos y las cartografías o las normas de uso de suelo y edificaciones, el concepto es infinitamente más amplio. El reto es gestionar a la ciudad en todas sus dimensiones. Es pensar que hay que construir mejores comunidades, más habitables, más disfrutables, más funcionales en donde tengas servicios integrados, que tengas oportunidades de trabajo, de estudio y recreación, de cultura y que todo eso esté en la escala accesible en términos humanos, que puedas caminar a todos esos sitios y entonces creas lo que se conoce como modelo de ciudad compacta. Aumentas el rango de lo que se conoce técnicamente como compacidad, la accesibilidad, la proximidad y entonces vas recuperando el espacio público a la vez que construyes nuevas relaciones entre las personas, haces un nuevo tejido social y ese es el gran reto de todas las ciudades del mundo, esos son los criterios de política en todo el mundo.

Te pregunto de la independencia porque uno de los grandes cuestionamientos que se le hacía al anterior director era que fue puesto por el grupo político que dominaba Tlaquepaque, la familia Barba. Ahora lo que algunos leen es que a Ricardo lo puso el grupo que fue el gran ganador de las elecciones y que lidera Enrique Alfaro.

No, yo no lo vería así. Formalmente hay un procedimiento para la propuesta y designación de un titular y es según la facultad que tiene la junta de coordinación metropolitana en pleno, es decir, todos tienen derecho de proponer y todos votan. Entonces yo no le veo ningún problema y además la institucionalidad y la continuidad en absoluto no se ha perdido, te puedo asegurar con toda certeza y con toda la autoridad que yo no he hecho un solo movimiento administrativo, sigo trabajando con todos los miembros del equipo original del anterior director del Imeplan. Al día de hoy no hay ni un solo elemento nuevo que yo haya propuesto y no he dictaminado ni un solo cambio. Es exactamente el mismo equipo y yo creo que eso es el máximo nivel de institucionalidad que uno puede esperar, que aún cuando cambie el director de un organismo la estructura está intacta, los procesos han sido reorientados y estamos enfocados a cumplir con la encomienda que la norma nos da, yo creo que vamos muy bien.

Otro de los cambios con tu nombramiento es que llega otra silla a la mesa, eran ocho y se pone una novena silla para integrar al municipio de Zapotlanejo. Para algunos se corre el riesgo de que se desparrame más la ciudad. ¿Por qué era necesario incorporar a Zapotlanejo?

Primero porque tiene todos los elementos que se prevén para que un municipio pueda solicitar al Congreso del Estado que mediante un decreto lo incorpore. Zapotlanejo fue incorporado porque reunió todos los requisitos previstos en la norma y fue formalizada su incorporación y así resuelta por el Congreso del Estado, no es un acto ni de la junta de coordinación ni del Imeplan. Cuando un municipio, que era el caso, ya ha sido decretado como parte del área metropolitana la integración del alcalde en turno a la junta de coordinación o a todo el sistema de coordinación es mediante un proceso adicional, una solicitud para hacer miembro de la junta de coordinación. El municipio ya es parte del AMG, el alcalde se integra a la junta y tiene que ser aprobado por su ayuntamiento, todas las formalidades fueron cubiertas. Ahora ¿eso no va a generar más problemas? No, no necesariamente. Si tenemos un diseño de una ciudad policéntrica, una gran ciudad como un sistema de ciudades y cada una de ellas tiene muy claro cuál es su ventaja comparativa, cuál es su vocacionamiento, cuáles son los elementos que le dan identidad, cuáles son sus fortalezas, cuáles son sus debilidades y se desarrollan los instrumentos básicos de planeación como el plan de ordenamiento territorial metropolitano y el programa de desarrollo metropolitano, ahí se establecen los criterios y las condiciones para que no ocurra lo que en el pasado ha venido ocurriendo, que por muy diversas razones, suelo que no era apto para construir vivienda, se convertía de facto en suelo agrícola y se pasaba a suelo urbano y se les sembraban miles y miles de viviendas en las que no tenías mas que dormitorios, no hay comunidad, no hay equipamiento, no hay dotación de espacio público, no hay nada mas que casas dormitorio y eso destrozó prácticamente la lógica de la integración de una ciudad funcional.

Y ocasionó que Jalisco sea uno de los estados con el mayor número de viviendas abandonadas. Es el síntoma más claro de este desorden urbano en el que estamos y el reto es que el Imeplan ordene eso ¿no?

El Imeplan puede contribuir y esa es su función, el Imeplan tiene la capacidad y la responsabilidad de proponer instrumentos de planeación. Propone el Imeplan y dispone la junta de coordinación metropolitana porque así fue decretado en la Ley de Coordinación Metropolitana y en estatuto orgánico de las instancias de coordinación metropolitana. El Imeplan no es autoridad, es un órgano técnico que tiene como propósito fundamental estudiar, acumular información, analizar y proponer opciones para que todo lo malo que ocurrió antes ya no vuelva a ocurrir.

O sea, no tienes otro instrumento que la persuasión para convencer a nueve alcaldes de que le hagan caso a tus sugerencias técnicas de ciudad.

Literalmente, y no es tan simple y no es tan débil porque el Imeplan propone los instrumentos y, si la persuasión es suficiente, entonces la junta de coordinación, si tiene capacidad de autoridad, autorizaría el plan de ordenamiento territorial metropolitano, por ejemplo. Entonces ahí ya quedarían definidos los usos primarios del suelo, que sería tan simple como decir 'este tipo de suelo es apto para desarrollo forestal, esto para ganadero, esto es zona de recarga de acuífero, esto es un cuerpo de agua, esto es una zona de escurrimientos, esto puede ser urbanizable, esto es urbano, esto no puede ser urbanizable' y cuando se tenga ese sistema de referencia, entonces los municipios tienen por norma que hacer sus planes de desarrollo municipales y los planes de centro de población y los planes parciales compatibles necesariamente inscritos en este juego de normas que los propios alcaldes y el gobernador habrán de validar.