Dolores frecuentes en el cuello pueden ser distonía cervical

La patología se caracteriza por dolencias que aparecen sin previo aviso.
La distonía cervical ocurre por el exceso en la producción de acetilcolina, lo cual provoca la tensión en los músculos.
La distonía cervical ocurre por el exceso en la producción de acetilcolina, lo cual provoca la tensión en los músculos. (Especial)

Guadalajara

Las torceduras y dolores en el cuello no siempre están relacionadas a una mala postura al dormir, puede tratarse de un trastorno neurológico conocido como distonía cervical, el cual se caracteriza por la contractura muscular involuntaria y/o torcimiento de la musculatura cervical, que resulta en posturas anormales y movimientos repetitivos de la cabeza.

"Llega a ser tan molesta que afecta la forma en cómo nos perciben como personas pero también las actividades de la vida diaria, como vestirnos o incluso estar sentados frente a la computadora o al celular", informó el doctor Raúl Adrián Peña Tijerina, especialista en Clínica del Dolor y Medicina Paliativa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El médico expuso en entrevista para MILENIO JALISCO que según la fase de la enfermedad también llamada tortícolis espasmódica, sus síntomas pueden variar. Al inicio, muchos de los pacientes son advertidos por otras personas de que su cuello se desvía, otros lo notan al mirarse en el espejo o al dormir sentados, y la gran mayoría nota movimientos involuntarios y esporádicos de su cuello, acompañados de una sensación de rigidez.

Con el paso del tiempo, en caso de que las personas no hayan valorado su situación, aparecen contracciones más frecuentes y dolorosas que dan lugar a movimientos y posturas anormales del mismo.

Peña Tijerina manifestó que aún no se conoce a ciencia cierta las causas por lo que este padecimiento ocurre, aunque estiman que se puede asociar con ciertas mutaciones genéticas que condicionan fallas en la generación de la sustancia acetilcolina. "Creemos que en estos casos hay mucha producción de esta sustancia que tensa a los músculos", de manera que al ser de carácter idiopático, hasta el momento es imposible de prevenirla, aclaró el especialista. Además, se puede suscitar tanto en la niñez como en etapas adultas.

"Todavía no tenemos ese fármaco mágico que libere a nuestros pacientes de los síntomas, pero podemos controlarlos para que no tengan dolor y puedan llevar su vida diaria de la manera más normal", agregó Peña Tijerina.

Enumeró que su prevalencia es al menos de ocho personas por cada 100 mil habitantes y comúnmente afecta más a las mujeres mayores de 40 años, con una relación de 2 por cada hombre.

Con respecto al tratamiento, el médico recomienda la aplicación de la inyección local de toxina botulínica tipo A de 500U, acompañada de terapias físicas indicadas por un especialista en neurorehabilitación. Este medicamento tiene un efecto prolongado de entre 14 y 18 semanas, con beneficios favorables a partir de la primera semana. Hoy por hoy, se encuentra disponible en cualquier centro de salud con un costo de entre 4 mil 500 a 7 mil pesos; varía según la clínica.

"Es el mejor tratamiento que hay porque tiene una fase de dispersión mayor y con resultados a largo plazo. Lo que hace es bloquear la acetilcolina para que haya suavidad muscular normal", señaló.

El doctor llama a quienes sospechen de padecer esta enfermedad a acudir con un neurólogo clínico con experiencia en movimientos involuntarios para obtener un diagnóstico correcto y a tiempo.

Claves
Distonía cervical

  • El 90 por ciento de los pacientes antes de ser tratados, sufren de dolores intensos, mientras que al resto solo le causa molestias por no poder controlar la dirección de sus movimientos.
  • -Afecta principalmente a mujeres mayores de 40 años
  • Tipos de distonía cervical:
  • Tortícolis: rotación de la cabeza
  • Laterocolis: inclinación de la cabeza
  • Retrócolis: Extensión del cuello
  • Anterócolis: flexión hacia delante
  • *En algunos casos se presentan varias combinaciones de movimientos.