Diagnóstico oportuno del cáncer de mama reduce la tasa de mortalidad

Al cierre de agosto, la tasa de incidencia acumulada es de 39.7 casos por 100 mil mujeres mayores de 20 años de edad

Guadalajara

La coordinadora de Información y Análisis Estratégicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Jalisco, María Guadalupe Gutiérrez Guerrero, informó que según los registros de la dependencia, el cáncer de mama es uno de los problemas de salud pública de mayor prioridad, aunque ha habido descenso en la tasa de mortalidad en los últimos dos años.

Al cierre de agosto de este año, la tasa de incidencia acumulada es de 39.7 casos por 100 mil mujeres mayores de 20 años de edad y se han diagnosticado 520 nuevos casos con un promedio de edad de 56.7 años y un rango de 22 a 88 años.

El cáncer de mama no da síntomas y estos aparecen cuando la enfermedad ha avanzado, los más usuales son bultos mamarios que persisten y no cambian con la menstruación, retracción de la piel y el pezón, bultos en la axila, secreción por el pezón y en ocasiones agrandamiento generalizado de la mama con enrojecimiento de la piel, señaló.

Diversos factores influyen en el desarrollo de ésta como neoplasias, incluido el genético, sin embargo el diagnóstico oportuno permite captar lesiones que aminoran la agresividad del tratamiento e influyen en un mejor pronóstico y sobrevida para la paciente.

La alimentación basada en frutas y verduras, baja en calorías y rica en minerales, vitaminas y fitoquímicos que contienen es fundamental para bajar el riesgo a desarrollar cáncer.

Gutiérrez Guerrero recordó que a mayor edad, más elevado el riesgo a desarrollar esta neoplasia e insistió en la importancia de autoexplorarse cada mes a partir de los 20 y hasta los 69 años de edad, acudir a revisión clínica de mamas de los 25 a los 69 años y a realizarse una mastografía cada dos años, de los 50 a los 69 años (o desde los 40 años en caso de antecedentes familiares de este mal) que son recomendaciones importantes para toda mujer.