Día sin auto en la ciudad más motorizada de México

2.4 habitantes por vehículo en los cuatro municipios metropolitanos, y hasta 380 autos que se suman al día al padrón de Jalisco, destaca estudio del CEJ.
El crecimiento proporcional promedio del parque vehicular de 1990 a 2010 en México es del ocho por ciento.
El crecimiento proporcional promedio del parque vehicular de 1990 a 2010 en México es del ocho por ciento. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Por asuntos de una economía motorizada y una movilidad urbana que persiste desastrosa en medio de un creciente discurso ecologista, el automóvil es hoy para los tapatíos un tema de doble moral, un “amor que no puede decir su nombre”, si se parafrasea de forma muy libre la famosa frase de Corydon, de André Gide.

¿Cuántos tapatíos que hoy saldrán a las calles en bicicleta o a pie, en festejo del Día Mundial sin Auto, refrendarán mañana su amor irrefrenable por el invento patentado en 1886 por el alemán Karl Benz y convertido en la industria del siglo XX en 1908 por el genio del estadunidense Henry Ford?

No es solamente una cuestión de placer, de lujo y de estilo, aunque sin duda tiene mucho de eso. Lo cierto es que una ciudad construida para bienes privados y no públicos en los últimos 50 años no podía sino convertirse en patria el vehículo con motor de combustión interna que usa combustible fósil, responsable de alrededor de 90 por ciento de las emisiones a la atmósfera en la alguna vez “clara ciudad” (Agustín Yáñez dixit).

La explicación más clara la da el estudio Costos Económicos y Ambientales de los Autos en el Área Metropolitana de Guadalajara, terminado en 2013 por el Colectivo Ecologista de Jalisco, con el apoyo técnico y de investigación del despacho Latin American Capital, los que trabajan actualmente una actualización de datos; el más relevante, que desde que se publicó, en septiembre de 2013, hasta esta fecha, ha crecido el número de autos que circulan en la ciudad en 7 por ciento, señala el director de programas y proyectos del CEJ, Mario Silva.

“En los últimos 25 años, según el INEGI, la población de la área metropolitana de Guadalajara ha incrementado en 221 por ciento; esta expansión se ha producido de forma dispersa y en bajas densidades. Los largos trayectos, la poca densidad y el crecimiento urbano constante han complicado la capacidad gubernamental de construir infraestructura para transporte público o no motorizado para garantizar el funcionamiento y la conectividad en todas las áreas de la ciudad”, señala el documento, que se puede leer completo en http://ciudadpixel.mx/documentos/Reporte%20Autos%20LAC%20CEJ.pdf.

“Esto se conoce como un modelo autocéntrico de movilidad, lo cual quiere decir que los habitantes de esta ciudad precisan -o creen precisar- del uso del automóvil para moverse […] para aquellos que viven y trabajan en diferentes municipios, el automóvil es sumamente necesario, si no es que indispensable, por la falta de un transporte público metropolitano eficiente”, agrega.

Esta dinámica de crecimiento urbano disperso “sin ninguna política de transporte ha generado un incremento exponencial en los índices de motorización anualmente. En el año 2000 la Secretaría de Finanzas registró 754 mil unidades, lo que equivale a 4.6 habitantes por unidad y en el 2007 se registraron un millón 426,027 vehículos para una población de tres millones 458, 667 habitantes, lo que significa un índice de 2.4 habitantes por unidad”.

Tantos autos no permiten ampliar la superficie vial y de estacionamientos a la par. “La estructura urbana no tiene ni tendrá la capacidad de atender el incremento de la demanda de espacio vial, con lo cual es comprensible el incremento en los índices de congestión vial en más horarios y más  vialidades. Esto hace creer a los automotores y a los gobiernos que es necesario incrementar el número de proyectos y de inversión en nueva infraestructura vial periódicamente”.

Así, Guadalajara “es la metrópoli con más autos por persona a nivel nacional, con un promedio de 2.7 personas por cada automóvil. Se considera que Guadalajara es la ciudad con la tasa de motorización más alta de América Latina, donde cada  día un promedio de 380 automóviles se suman al parque vehicular”.

Una respuesta, que se ensaya este día y todos los 22 de septiembre, es moverse a pie o en vehículo sin motor. Pero “la inversión en movilidad no motorizada ha sido prácticamente nula en la última década: a pesar de que en el año 2010 el gobierno de Jalisco realizó el Plan Maestro de Movilidad Urbana no Motorizada, que contempla más de 1,500 km de ciclovías y banquetas […] hasta la fecha la cantidad de ciclovías  realizadas en toda el AMG no alcanza los 50 km en total y estás son fragmentos aislados que no forman parte de un sistema, además no se han realizado modificaciones en las áreas peatonales”, señalaba hace un año el análisis del CEJ.

 

La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, dijo a MILENIO JALISCO el pasado 18 de septiembre que van en serio a favor del peatón: “Se ha proyectado con los ayuntamientos que el centro de los municipios se fije una velocidad máxima de 30 km/hr, y de recuperación del espacio público para que el peatón esté cada vez más a salvo en este ejercicio de transitar la ciudad […] para Guadalajara, hemos generado un perímetro ampliado desde el corazón hacia afuera, hasta avenida La Paz por el sur, con señalización, rampas, y recuperar los parques y espacios públicos, y se tiene apoyo de otras secretarías para que esto se priorice con recursos del Fondo Metropolitano”, explicó.

La jornada de hoy será simbólica: de 3,500 a cinco mil vehículos oficiales no circularán, lo que representa apenas 0.4 por ciento de los autos que todos los días circulan en la ciudad. Se ha propuesto a los ciudadanos que se sumen. Los automovilistas que acepten el reto deben registrar su vehículo en http://siga.jalisco.gob.mx/sinauto/. La “calculadora de emisiones” permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre y permitirá medir la respuesta de la sociedad a la convocatoria.

No se puede olvidar, destaca el estudio del CEJ, que el uso masivo del automóvil ha invadido el espacio público. “En cifras, esto significa 13 millones de metros cuadrados de espacio público, equivalente a 1,813 veces la cancha del estadio Jalisco, 588 veces la superficie de la Gran Plaza y once veces el Parque Metropolitano”.

Sin embargo, “sólo 27.2 por ciento de los habitantes de la ciudad poseen un automóvil, lo cual significa que la mayor parte de los recursos públicos, provenientes de los impuestos se destinan para la infraestructura vial que sólo beneficia a un sector  minoritario. Esto deja en evidencia que, además de un problema ordenación territorial es también un tema de desigualdades y exclusión social”.

Un asunto que va más lejos: “el auto ha marcado históricamente, también, quiénes son los ciudadanos de primera y de segunda […] a nivel cultural y como objeto tecnológico capitalista, el automóvil es un factor de exclusión urbana”.

:De autos y cosas peores

Datos de 2010 señalan que en Estados Unidos hay 238 millones 656,707 vehículos, en Canadá, 20 millones 750 mil, y en México  22 millones 796,506

En 2011, Jalisco ocupó el tercer lugar del país con 2 millones 864,594 vehículos, atrás del Distrito Federal, con 4 millones 396,912, y del Estado de México, con 3 millones 651,210; le siguen Nuevo León (2 millones 084,776), y Michoacán (1 millón 705,626 autos)

De 1995 a 2011 el crecimiento de número promedio de automóviles en Jalisco fue de 7 por ciento, y acumulado 108 por ciento. El promedio nacional fue de 9 por ciento y el acumulado 118 por ciento, el Distrito Federal promedió 5 por ciento y acumulado 82 por ciento

91 por ciento de los vehículos en Guadalajara son transporte privado y solo 0.4 por ciento es transporte oficial

25 por ciento del total de los vehículos registrados en la ciudad carecen de convertidor catalítico, lo cual representa aproximadamente 426,730 unidades, y un problema de contaminación mayor, ante la baja eficiencia en la combustión de esos motores

Según INEGI, en 1980 existían 274,059 vehículos en la ciudad y en 2011 había 1 millón 870,874, “esto representa un crecimiento promedio de 7 por ciento y un acumulado de 206 por ciento”

Transporte público: 3,974 camiones en 1980 y 10,438 en 2011, un crecimiento promedio de 4 por ciento anual y un acumulado de 117 por ciento

México es el 8º productor a nivel mundial de automóviles y 6º de vehículos pesados. La industria automotriz representa el 23 por ciento de participación en las exportaciones totales del país, 6 por ciento de la inversión extranjera directa, 20 por ciento del PIB manufacturero y 4 por ciento del PIB nacional

 

Fuente: Estudio sobre los impactos económicos y ambientales de los autos en el Área Metropolitana de Guadalajara