Determinan confianza de trabajadores en Tlajomulco

80 servidores públicos fueron evaluados y sometidos al detector de mentiras. Nueve empleados serán investigados por la contraloría como resultado de las pruebas.
La determinación del gobierno de Tlajomulco es turnar a la contraloría municipal el caso de los nueve servidores públicos en quienes se detectó conducta ilegal recurrente
La determinación del gobierno de Tlajomulco es turnar a la contraloría municipal el caso de los nueve servidores públicos en quienes se detectó conducta ilegal recurrente (Cortesía)

Tlajomulco de Zúñiga

Luego de cinco meses de haber sido anunciada su aplicación, el ayuntamiento de Tlajomulco presentó resultados del 70 por ciento de los exámenes de confianza a los cuales se sometieron un total de 80 servidores públicos, la mayoría de ellos inspectores de diversas áreas.

Ecología, Padrón y Licencias, Obras Públicas y la dirección de Apremios, así como el propio presidente municipal, fueron los primeros funcionarios del municipio que presentan este tipo de exámenes que hasta mayo del presente año solamente se aplicaban a policías.

De acuerdo a lo señalado por Verónica Gutiérrez, titular de la dirección de transparencia e integrante del gabinete anti corrupción, los exámenes de control de confianza a servidores públicos son empleados por el gobierno municipal como una “herramienta preventiva de combate a la corrupción” para identificar entre otros, el desenvolvimiento en sus funciones, rasgos de personalidad, la tendencia a la corrupción, fortalezas y debilidades de los servidores públicos.

Estas pruebas consistieron en tres bloques de evaluación, el socio – económico y patrimonial, psicométrico y psicológico, y el llamado polígrafo, conocido también como detector de mentiras.

Entre los resultados presentados destaca que la información obtenida sobre nueve de los funcionarios evaluados, reveló su participación de manera habitual en conductas ilegales que no fueron especificadas, mientras que otros trece habrían cometido alguna infracción “mediana” y de forma “esporádica” es decir en una sola ocasión o sin recurrencia.

Cabe hacer mención que aunque la ley para servidores públicos, el código penal para el estado de Jalisco y algunas otras que son aplicables a servidores públicos, no cuantifican los delitos, sino que los califican, la determinación del gobierno de Tlajomulco es turnar a la contraloría municipal el caso de los nueve servidores públicos en quienes se detectó conducta ilegal recurrente, mientras que aquellos que pudieron haberlo hecho de forma “esporádica”, solo se implementará un correctivo y supervisión a criterio del director de la dependencia a la que se encuentre adscrito.