Destina "Tlajo" 40 mdp anuales a trabajadores pero ignora qué hacen

El 10 por ciento de la nómina del Ayuntamiento de Tlajomulco pertenece a cargos sin funciones específicas.
Destina Tlajo 40 mdp anuales a trabajadores pero ignora qué hacen, pues no hay información oficial sobre actividades de 270 funcionarios.
Destina Tlajo 40 mdp anuales a trabajadores pero ignora qué hacen, pues no hay información oficial sobre actividades de 270 funcionarios. (Víctor Hugo Ornelas)

Tlajomulco

Cerca de 40 millones de pesos al año, son pagados vía nómina por el Ayuntamiento de Tlajomulco a un grupo de 270 servidores públicos, cuyas funciones el propio gobierno municipal no puede especificar.

Estos empleados están registrados laboralmente como “soporte técnico” o “analista” y pertenecen a diversas dependencias, sin embargo, aunque el cargo es el mismo en nombre, la remuneración que perciben puede variar considerablemente en cifras que van de los 6 mil hasta los 30 mil pesos mensuales.

A través de una solicitud de información a la unidad de Transparencia en donde se solicita el cargo, salario, antigüedad y horario laboral, la copia de la tarjeta de checado y una descripción sobre las funciones específicas dentro de la Administración pública de una lista de servidores, la respuesta del gobierno municipal corrió a cargo de la dirección de Recursos Humanos.

En dicha respuesta, se especifica salario, cargo y antigüedad laboral de cada uno de los trabajadores, no así la correspondiente copia de las tarjetas de checado, pues se omitieron algunas debido a que estos empleados no registran su horario de ingreso y salida a su lugar de trabajo, aunque se asegura que cumplen con una carga horaria de 40 horas por semana.

Al respecto, la Ley para los Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios, señala en su artículo 17 que los nombramientos deben contener además de puesto, cargo y comisión a desempeñar “la duración de la jornada de trabajo”.

Sin embargo, la respuesta ofrecida por el ayuntamiento en este aspecto no puede comprobarse en varios casos, pues muchos de los servidores públicos no se someten a un servicio de checado para horario de entrada y salida.

En cuanto a las funciones que desempeñan, la respuesta fue generalizada, de antemano el ayuntamiento se deslindó de la “responsabilidad de llevar bitácoras o registro de cada una de las actividades asignadas a cada servidor público” y señala que los trabajadores con el cargo de soporte técnico, jefe de departamento y analista, son empleados de confianza.

Se argumenta que las funciones que “se desprenden de dicha condición laboral” conlleva a acatar las instrucciones directas de su jefe, las cuales “atienden a necesidades, circunstancias o coyunturas de las cuales no se lleva registro o bitácora que permita encordar las actividades realizadas”, es decir, están a disposición de su jefe directo, una premisa que según la ley de servidores públicos, todo funcionario debe cumplir.

Cabe hacer mención, que estos empleados sujetos a las órdenes de su jefe directo, están distribuidos en once áreas de operación, mismas áreas que cuentan con un total de 240 empleados denominados “auxiliares administrativos”.

Datos

Un nombramiento en la práctica y otro en lo administrativo

Algunos de los empleados que en el portal de internet del ayuntamiento de Tlajomulco se especifican como soporte técnico o analista, de manera pública se refieren a sí mismos con cargos que no corresponden a su nombramiento o ni siquiera existen en el registro, como vocero de seguridad pública, inspectores o coordinadores

Sin un cargo específico

El hecho de que el ayuntamiento no pueda definir las actividades de estos funcionaros no dista de la situación laboral de los mismos, pues en el lapso que llevan como empleados, algunos de ellos han pasado por dependencias como ecología, sindicatura, educación y procesos ciudadanos, las cuales no se relacionan entre sí y el perfil de sus empleados es distinto

Entre la confianza e incertidumbre laboral

Los servidores públicos que se encuentran bajo el nombramiento de “soporte técnico” suman cien, mientras que aquellos denominados analistas, conjuntan un total de 170 y ambos representan 270 empleados con un salario de tres millones 400 mil 320 pesos mensuales.

En cifras, sin contemplar a los elementos de seguridad pública, estos funcionarios equivalen al diez por ciento de la plantilla total de empleados del ayuntamiento y su condición laboral es, en su mayoría, empleados de confianza.

El término de “empleado de confianza” se específica en la Ley de Servidores Públicos para el Estado de Jalisco y sus Municipios como un cargo que se otorga a empleados con funciones de directivos y no a los asistentes o auxiliares de estos, es decir, a la gente que manda y no a la que cumple órdenes.

Algunos de estos empleados que, según el ayuntamiento, se encuentran a las órdenes de su jefe directo, perciben un salario más alto que el titular o el jefe de la dependencia a la que están adscritos.