Desplome de ventas en restaurantes de presa Valencia

Solamente tres de los 16 restaurantes están abriendo aunque las ventas ni siquiera alcanzan para los sueldos de los empleados.

Guadalajara

Los comerciantes de la presa de Valencia ven una situación crítica ya que las ventas cayeron hasta en un 95%. Aseguran que las autoridades no han dado la debida difusión para que la gente venga tras la contingencia por la muerte de peces debido un derrame de melaza a finales de junio.

En el restaurante El Valencia aseguran que solamente atienden alrededor de cinco a siete mesas en fines de semana cuando antes tenían el lugar lleno y atendían a más de 300 personas.Solamente tres de los 16 restaurantes están abriendo aunque las ventas ni siquiera alcanzan para los sueldos de las dos o tres personas que están trabajando.

Aseguran que compran pescado a unos productores de La Concha, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, ya que en la presa no hay peces. Entre los tres restaurantes que abren se compran 20 kilos de mojarra que tiene un costo de $900 pesos cuando antes compraban 200 kilos.

El restaurante Toscano reporta hasta una baja de 100 por ciento en sus mesas. Señalan que tuvieron que despedir a cinco de sus trabajadores