Desarticulan red de prostitución

Una mujer se encargaba de hacer las citas con las menores y cobraba mil 200 pesos, los cuales repartía entre las jovencitas y un taxista que las llevaba.

Guadalajara

Una mujer y cuatro hombres fueron detenidos por elementos de la Fiscalía General del Estado luego de ser acusados de formar una red que se dedicaba a la prostitución de menores.

Los detenidos fueron identificados como Ana Laura Vázquez Álvarez, de 24 años de edad, quien se hace llamar Ángeles; José Luis Montaño Núñez, alias El Pollo, de 20 años; José Luis Flores Mercado, apodado El Pipen, de 30; y Cruz Alberto Cortez Orozco, de 27, estos últimos dos fueron puestos bajo arraigo por su presunta participación en el robo de vehículos, así como la comercialización de los mismos. También fue puesto bajo arresto Miguel Espinoza López, de 22 años, que está siendo investigado por otros delitos.

De acuerdo a lo informado por las autoridades, Cortez Orozco fue detenido por la policía de Guadalajara en el cruce de 8 de Julio y Natividad Macías cuando circulaba en un vehículo BMW, color negro, en compañía de dos menores de edad, una chica de 17 y otra de 14 años.

La actitud sospechosa del sujeto fue lo que llamó la atención de las autoridades, por lo que se les marcó el alto y al hacerles una revisión precautoria se encontró dentro del coche una mochila en la que había 100 gramos de crystal, además, el automotor presentaba una serie de irregularidades.

Cortez Orozco quedó a disposición del agente del Ministerio Público, junto con las dos menores, quienes declararon que se dedicaban a la prostitución y brindaron información para localizar a Vázquez Álvarez.

La forma de operar de esta red era a través de la mujer, quien era el contacto de al menos quince adolescentes con los “clientes”, a los que citaba en un motel. Las jóvenes eran llevadas al establecimiento por Montaño Núñez, quien las recogía en un taxi.

Vázquez Álvarez se encargaba también de hacer el cobro de los servicios y la repartición del dinero, pues por cada menor pedía mil 200 pesos, los cuales repartía 700 para la adolescente, 200 para el taxista y el resto para ella.

Las jóvenes declararon que era en la casa de la mujer en donde se cambiaban de ropa y se maquillaban para asistir a sus citas, además de consumir alcohol y drogas.

Al ser detenida, Vázquez Álvarez reconoció el delito y declaró que ella trabajaba en un bar en donde cobraba por acompañar a los clientes, pero que después comenzó a ejercer la prostitución para luego establecer su propia red con jóvenes de todas las edades, pero principalmente menores de edad.

Los otros sujetos detenidos reconocieron haber pagado por tener relaciones sexuales con las menores de edad en varias ocasiones, incluso una vez fueron llevadas hasta Tepatitlán en donde permanecieron por trece días consumiendo drogas y alcohol. Además, les habían propuesto que trabajaran en un bar, ubicado en la colonia Huentitán, en donde ejercerían la misma actividad.

En la declaración de las menores, éstas señalaron que eran llevadas a moteles como el Blue Concepts, Aqua e Isis.

Claves

La investigación

Ana Laura Vázquez Álvarez y José Luis Montaño Núñez son acusados de incitación a la prostitución, corrupción de menores y prostitución infantil.

José Luis Flores Mercado y Cruz Alberto Cortez Orozco quedaron bajo arraigo por los delitos de incitación a la prostitución, corrupción de menores, prostitución infantil, robo y comercialización de vehículos robados, además se presume su responsabilidad en la venta de drogas.

Miguel Espinoza López es investigado por venta de vehículos robados.