Dejar El Zapotillo en 80m cuesta casi $285 millones 

Se deben suspender los trabajos entre ocho y diez meses y hacer la reingeniería, señalan empresas; la presa está a 6 metros de alcanzar 80.
El trabajo en la cortina actualmente no violaría la suspensión definitiva del amparo, pues aún no llega a los 80 metros.
El trabajo en la cortina actualmente no violaría la suspensión definitiva del amparo, pues aún no llega a los 80 metros. (Mariana Hernández)

Guadalajara

Casi 285 millones de pesos costaría suspender los trabajos de la presa El Zapotillo y rediseñar la cortina para que cumpla con la altura máxima de 80 metros que permite la resolución de agosto de 2013 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como la reciente suspensión definitiva otorgada por el juzgado Primero de Distrito a la asociación civil Salvemos Temaca en el marco del juicio de amparo 1046/2014. 

Son precios calculados en diciembre de 2013, por parte del consorcio constructor integrado por las empresas La Peninsular, FCC Construcción y Grupo Hermes, que ganaron la licitación para edificar el embalse artificial; se trata de una comunicación elaborada a solicitud del director del organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Elías Chedid Abraham, y que está contenida en el referido expediente de amparo, al que tuvo acceso MILENIO JALISCO. 

La razón de su inclusión es que estas empresas interpusieron un par de recursos en contra de la admisión de la demanda de amparo que derivó en la suspensión definitiva que impide realizar trabajos por encima de los 80 metros.  

Las empresas calculan costos de reingeniería por conceptos como “análisis hidráulicos complementarios” (tres millones 744 mil pesos); reingeniería de cortina, obra de toma y vertedor (51 millones 85 mil pesos); modelación hidráulica del vertedor (dos millones 948 mil pesos) y reingeniería de la obra electromecánica (cinco millones 597 mil pesos), para un total de 63 millones 374 mil pesos. 

Pero los costos directos “por suspensión temporal de obra” son más considerables: 65 millones 738 mil pesos por detener la obra, más 155 millones 70,499 pesos por dejar de trabajar alrededor de ocho meses, el tiempo que se lleva la reconfiguración de los trabajos. Así, es un gran total de 284 millones 183 mil pesos. 

El escrito, dirigido a Chedid Abraham, precisa que estos cálculos son estimativos y que en caso de procederse al cambio deberían hacerse de forma más detallada, con la participación de los técnicos de la Conagua. “La complejidad para efectuar un ajuste al proyecto […] implica el reconocimiento al contratista del importe del 2 por ciento de los costos directos de los conceptos de trabajo programados y que no serán ejecutados durante el periodo de la suspensión”; además, las empresas consideran que los cambios se deben establecer a partir de 1,613 metros sobre el nivel del mar. En una información difundida ayer, el responsable regional de la Conagua señalaba que la presa se ubica en la cota 1,624, 11 metros arriba. Los 80 metros se alcanzan en 1,630 metros, de acuerdo a peritajes encargados por los defensores de Temacapulín, es decir, está a seis metros aún. 

Los costos calculados incluyen tanto la conservación de equipos e instalaciones como “desmovilización” temporal de trabajadores y transporte, añade el comunicado fechado el 20 de diciembre de 2013, firmado por Gilberto Francisco Villegas Navarro, representante común del consorcio. 

El escrito original de Chedid Abraham es del 10 de octubre del mismo año, en el que señalaba que derivado de la controversia constitucional 93/2012, se debían hacer los ajustes pertinentes para pasar la presa de 105 metros de elevación a los 80 metros originales.  

De este modo, el trabajo en la cortina actualmente no violaría la suspensión definitiva del amparo, pero en caso de que esta se confirme en la resolución del juicio, será aún más costoso regresar al proyecto de 80 metros que estos 285 millones de pesos calculados en diciembre de 2013.

Los juicios 

Contra la edificación de la presa El Zapotillo existe actualmente una suspensión definitiva concedida a Salvemos Temaca AC, en el juicio 1046/2014, concedida porque el juez Primero de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo valoró que “en caso de consumarse [la edificación de la presa a 105 metros de altura] sería de imposible reparación para quien lo solicita”, por lo cual, la suspensión se otorga “para el efecto de que las responsables se abstengan de construir una cortina que sobrepase la altura originalmente autorizada en el convenido [sic] del 1 de septiembre de 2005, de 80 metros de la presa El Zapotillo, que se construye en el río Verde de Los Altos de Jalisco, hasta en tanto cause ejecutoria la sentencia que al efecto se dicte en el juicio principal…”.

También está una sentencia firme de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, emitida en agosto de 2013 en el marco de la controversia constitucional 93/2012, promovida por el Congreso de Jalisco, la cual desautorizó el convenio de 2007 entre Conagua, Jalisco y Guanajuato que sobredimensionaba la presa de 80 a 105 metros. “A más de nueve meses de dicha sentencia, la Conagua ha determinado que la altura de la cortina ascenderá a 105 m, manifestando un franco desapego al acuerdo de coordinación para la distribución de las aguas superficiales de la cuenca del río Verde de 2005 y el proyecto original con una cortina de 80 m”, señalaron recientemente los regidores de Cañadas de Obregón sobre este asunto (MILENIO JALISCO, 21 de mayo de 2014) 

Existe además suspensión provisional concedida también por el juez primero en el expediente 1093/2014, del cual otorgó suspensión definitiva pero solo para actos del gobierno de Jalisco