¡A Correr familia! vibró con unión y alegría

La primera edición de la competencia organizada por GRUPO MILENIO logró convocar a más de 2 mil corredores en el Parque Metropolitano.

Guadalajara

Una fiesta amarilla provocó en Guadalajara la primera carrera en Jalisco de GRUPO MILENIO ¡A correr familia! Más de 2 mil personas disfrutaron de este magno evento deportivo, mismo que tuvo como epicentro el circuito atlético del Parque Metropolitano.

Tal y como ha sucedido en ciudades como Monterrey y Torreón, la Perla Tapatía fue testigo de cientos de historias que se tejieron con el correr de los pasos y el esfuerzo que se reflejaba en cada gota de sudor.

No hubo límites ni barreras. Los tapatíos olvidaron las adversidades, los problemas y hasta las dolencias físicas. Correr 10, 5 o un kilómetro al lado de la familia fue lo más importante para ellos.

Desde muy temprano, aún sin la aparición de los rayos del sol, cientos de camisetas amarillas que deambulaban por el Parque Metropolitano auguraban la gran energía y ambiente que rodearía a la carrera.

Personalidades como el alcalde de Zapopan Héctor Robles; el director del Code Jalisco, André Marx Miranda, y deportistas como Margarito Alonso (único tapatío en ganar en dos ocasiones el Maratón de Guadalajara), Antonio Tejada y el futbolista profesional Jorge Zamogilny, atestiguaron el éxito total del evento.

Como su nombre lo indicaba, cientos de familias aceptaron el reto de MILENIO y se ajustaron los zapatos deportivos para hacer suya la calle. Niños en brazos, madres embarazadas, padres con carriolas y hasta mascotas fueron la estampa distintiva de la carrera.

La buena vibra que se sentía entre los más de dos mil competidores, también se reflejaba en las tribunas. Familiares de los corredores no desaprovecharon la oportunidad para echar porras y aplaudir el esfuerzo de sus seres queridos.

En punto de las 8:00 horas, el Secretario del deporte de Jalisco, André Marx Miranda, fue el encargado de realizar el disparo de salida y de inmediato una ola amarilla de corredores inundó los alrededores del parque.

Por gusto, por salud, por reto personal o por obtener la gloria, los competidores del 5k fueron los primeros en cruzar la meta, provocando así el júbilo y el reconocimiento de los espectadores, y minutos después lo hicieron los atletas del 10k.

Con medalla en mano y el orgullo por las nubes, los competidores fueron agasajados al finalizar el evento con una magna rifa que entregó más de 200 premios, entre ellos, colchones, bicicletas, relojes y una gran cantidad de cupones, cortesía de los patrocinadores y organizadores, mismos que se comprometieron a mejorar de cara a la segunda edición el año venidero.