Niegan que el Centro de Convenciones de Puerto Vallarta sea “elefante blanco”

Aseguran que son pocos los vallartenses que han visitado y conocen el Centro de Convenciones y lo mismo sucede con los empresarios
En su momento, el gobernador Aristóteles Sandoval y el secretario de turismo, Enrique Ramos Flores, han señalado que el CIC no ha dado los frutos esperados
En su momento, el gobernador Aristóteles Sandoval y el secretario de turismo, Enrique Ramos Flores, han señalado que el CIC no ha dado los frutos esperados (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

El Centro Internacional de Convenciones de Puerto Vallarta ha carecido de la socialización con la comunidad y para lograr una verdadera consolidación es necesario que todos entiendan por qué existe este edificio, para qué sirve y cómo lo pueden apoyar, reconoció Patricia Farías Barlow, directora del recinto, quien aseguró que no se trata de un “elefante blanco”.

Explicó que son pocos los vallartenses que han visitado y conocen el Centro de Convenciones y lo mismo sucede con los empresarios, cuyo porcentaje es mínimo en comparación con todos los que hay en la ciudad.

“Un Centro de Convenciones, a nivel mundial, se construye por una autoridad, ya sea municipal o estatal, e incluso federal, para poder complementar la oferta de infraestructura que es requerida para atraer congresos, convenciones, eventos, exposiciones, lo que en México la Secretaría de Turismo denomina como turismo de reuniones”, apuntó.

Refirió que el segmento de turismo de reuniones atrae visitantes con estancias superiores en comparación al turismo tradicional, pues se trata de un turismo de negocios y de una actividad económica que mide el termómetro de lo que está pasando en una comunidad.

Además, planteó que al analizarse el gasto en torno al turismo de reuniones, se puede detectar que el 52 por ciento de la inversión que se hace, no tiene absolutamente nada que ver con el turismo sino con actividades económicas naturales de lo que es la participación.

Indicó que en Estados Unidos y Alemania, que son los dos líderes mundiales, el apoyo gubernamental a este segmento no viene de turismo sino de la Secretaría de Economía, inclusive en la Unión Americana, el departamento de comercio específicamente tiene programas de compradores profesionales, de apoyo y de clasificación de eventos que son certificados por la secretaría.

En Alemania la estructura está basada totalmente en las cámaras de comercio, en las estructuras de economía y en los gobiernos municipales y estatales.

“Estos edificios existen porque lo que sucede en ellos es que tienden a ser simplemente una plataforma, su función no es más que ser una plataforma  para facilitar y crear la infraestructura necesaria para que la oferta y la demanda se den. Esa oferta y demanda es la razón por la cual se invierte en hacer un edificio de este tipo”.

Subrayó que Puerto Vallarta ha sido un destino activo en el segmento, de hecho hay hoteles que ofertan sus salones para esta actividad, pero cuando un evento llega a un hotel, no se detona esa derrama económica completa a nivel de toda la ciudad, lo que sí sucede cuando el CIC recibe eventos.

Farías Barlow consideró que quienes manejan el CIC “hemos sido muy satanizados y la verdad es que no es un elefante blanco, se encuentra en el 25 por ciento superior de los índices de competitividad medidos, somos de los 10 recintos más importantes del país y les ganamos a muchos con los que somos comparados”.

En su momento, el gobernador Aristóteles Sandoval y el secretario de turismo, Enrique Ramos Flores, han señalado que el CIC no ha dado los frutos esperados y en el sector turístico prevalece la idea de que se ha convertido en un “elefante blanco”.