Carritos para mascotas inválidas comienzan a fabricarse en Jalisco

A Snoopy le amputaron una extremidad y ahora utiliza un carrito que le ayuda a moverse.

Guadalajara

Las vialidades son los sitios más peligrosos para perros y gatos, pues pueden morir atropellados o sufrir lesiones que les limiten su movilidad o les ocasionen la amputación de alguna de sus extremidades.

De acuerdo al Hospital Veterinario de Pequeñas Especies de la Universidad de Guadalajara recibe por lo menos a tres pacientes por semana con problemas de fractura o en su sistema neurológico.

Afortunadamente,para las mascotas que son parte de estos casos, en Guadalajara comienza la generación de mecanismos llamados ortosis, que no son otra cosa que carritos que sostienen y ayudan a los animales a poder caminar. Sin embargo, pese a este avance, la fabricación de prótesis aún es un área no explorada en la entidad.

Snoopy, un perro de raza criolla de tres años de edad que fue encontrado con una pata lastimada por un joven en una carretera y que fue llevado al nosocomio de la UdeG a recibir cuidados, es una de las mascotas beneciadas por estos carritos.

Pero tuvo que pasar tiempo para que esto sucediera, pues después de ser ayudado, el perro fue abandonado en el hospital mencionado y, tras una revisión, le amputaron la extremidad herida a Snoopy.

El animal quedó internado y después de la intervención quirúrgica que requirió, se puso en adopción durante febrero y marzo de 2014, sin embargo nadie se ofreció para hacerse cargo de él por la situación en la que se encontraba, no se movía y tenía problemas en su columna. Fue Mairyn Berjan, veterinaria del hospital, la que decidió quedarse con el can.

"No caminaba nada, de hecho tenía llagas en las pompis, no tenía pelo ahí (...) Le salían abscesos, se le infectaban, se le reventaban, tenía sangre", contó Berjan.

Posteriormente, en abril del año pasado, a Mairyn le entregaron a la veterinaria un carrito para que Snoopy se pudiera mover. El aparato le ayudó al can en su movilidad diaria, pues éste dejó de arrastrarse y de quedarse acostado en el suelo.

"Cuando le puse el carrito estaba feliz, corría, aquí se echaba sus vueltas por toda la tienda. Rápido se adaptó, obviamente se sienten más seguros y les ayuda a caminar (...) además lo ve (el carrito) y se pone contento, se emociona", platicó.

Además de recibir terapias láser, física y natación, el andar con el carrito le ayudó a fortalecer el músculo del lado donde se le amputó, por lo que desde diciembre pasado, Snoopy ya utiliza muy poco el carrito y camina sin él. Incluso acompaña a su dueña todos los días a trabajar al hospital veterinario.

Actualmente, alrededor de tres personas se inician en la fabricación de las ortosis o carritos. Su costo va de los 2 mil hasta los 5 mil pesos de acuerdo a las características y el material a utilizar.

"Hay personas que están empezando a incursionar en este ámbito pero todavía sin la práctica o experiencia necesaria como para decir que son expertos en esto, es algo relativamente nuevo en nuestro medio. Hay veces que tenemos que recurrir a la Ciudad de México, hay veces que tenemos que recurrir al extranjero", comentó el médico veterinario, José Vázquez Pérez.

Para la fabricación de ortosis es necesario que un médico y los fabricadores de éstas conozcan la talla y parte lesionada para definir si existe la viabilidad del uso de un carrito. De preferencia se hace con pacientes de talla pequeña.

Luego se comienza con la fabricación del mecanismo. Muchas de las ocasiones se arman en otras ciudades o países, con la información de las medidas y características necesarias para su construcción.

Claves
Ortosis

  • Tres perros o gatos son atendidos por semana en el Hospital Veterinario de la UdeG por fracturas o problemas en el sistema neurológico
  • Las principales causas de amputación son por accidente, tumor y cáncer en huesos, conocido como asteosarcoma
  • Posterior a la cirugía se lleva a cabo técnicas de rehabilitación para que el can pueda tener movilidad
  • Tres personas se inician en el desarrollo de carritos para perros en Guadalajara. En el desarrollo de prótesis no hay avances en la ciudad. Hay mayor avance en Ciudad de México y el extranjero
  • El costo de un carrito para perro cuesta de dos mil a 5 mil pesos. Las prótesis tienen mayor costo y por el momento sólo se elaboran en el extranjero
  • Para la fabricación de los carritos es necesario tomar en cuenta la talla y los problemas físicos del animal para definir si es viable el uso del aparato