Candidatos coinciden contra el matrimonio homosexual

Aunque las ideologías de sus partidos políticos tendrían que ser diferentes, tienen posturas similares en torno a una reforma que permita el matrimonio igualitario.
Los candidatos a las alcaldías de Guadalajara y Zapopan consideran que la legislación actual -la Ley de Libre Convivencia- es suficiente.
Los candidatos a las alcaldías de Guadalajara y Zapopan consideran que la legislación actual -la Ley de Libre Convivencia- es suficiente. (Patricia Ramírez )

Guadalajara

Aunque los principios ideológicos de los partidos políticos tendrían que ser distintos, los candidatos tienen posturas semejantes cuando se trata de algunos temas relacionados con el reconocimiento de los derechos plenos del ciudadano. En Jalisco, desde tribunales y hasta el Senado han solicitado admitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que será un tema en la agenda pública a un corto plazo.

Los candidatos a alcaldes de los tres partidos punteros en Guadalajara y Zapopan no necesitan debatir. Consideran que la reforma es innecesaria, pues señalan que la legislación actual es suficiente.

Recientemente el Senado de la República envió un exhorto al Congreso del Estado de Jalisco para pedir que se haga la reforma que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo. Por su parte, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aceptó el lunes pasado la demanda que interpuso la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sobre la inconstitucionalidad del Código Civil de Jalisco, que sólo prevé el matrimonio entre un hombre y una mujer.

La demanda asegura que la legislación local es discriminatoria. El ministro que lleva el caso concedió un plazo de quince días a los poderes Ejecutivo y Legislativo del estado, para que rindan un informe sobre el caso.

Lo anterior se suma a los amparos que ya han ganado algunas parejas homosexuales, a quienes el Registro Civil de Guadalajara les ha negado el trámite.

La legislación local sólo prevé que se firmen contratos civiles de convivencia, una ley impulsada por el diputado local con licencia y también candidato a la alcaldía de Zapopan por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Enrique Velázquez González.

Los candidatos a la presidencia municipal de Guadalajara por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Ricardo Villanueva Lomelí, Movimiento Ciudadano (PMC), Enrique Alfaro Ramírez, y Acción Nacional (PAN), Alfonso Petersen Farah, dijeron ser respetuosos de los derechos de los ciudadanos. Sin embargo, consideraron que la legislación actual es suficiente. Sobre todo, los aspirantes afirman que no puede crearse una figura que permita la adopción para las parejas homosexuales.

 ***

A viva voz

“Estoy en contra de que se le llame matrimonio a las uniones que están más allá de un hombre y una mujer. ¿Por qué?, por la posibilidad de que esto genere derechos de adopción. Mientras el niño no tenga  la posibilidad jurídica de tomar una decisión, lo que debemos respetar son las leyes de la naturaleza, permitiendo sólo la adopción a los matrimonios heterosexuales”.

Alfonso Petersen Farah,

Partido Acción Nacional (PAN)


“A favor de las libertades, a favor de que exista una regulación que dé certeza jurídica a las personas que quieren unir sus vidas. A lo mejor se puede discutir o revisar el término que se debe de usar para hablar de estas uniones, y he dicho públicamente que estoy en contra de que se quiera incluir el derecho a adoptar, porque creo que ahí se involucra el derecho de un tercero y habría que tener cuidado”.

Enrique Alfaro Ramírez,

Partido Movimiento Ciudadano (PMC)

“Soy un defensor de las libertades y la sexualidad es la parte más privada de las personas. Lo que creo que tenemos hoy en Jalisco es lo correcto, las sociedades de convivencia, cuando es un tema de ampliación de derechos, me parece lo más justo, lo que la sociedad tolera y lo que la sociedad permite. Estos son los temas que pueden polarizar a una sociedad”.

Ricardo Villanueva Lomelí,

Partido Revolucionario Institucional (PRI)


Aspirantes a Zapopan reconocerían matrimonios... pero bajo otro nombre

No se pusieron de acuerdo,ni se sentaron a un largo debate como el que se dio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tras el cual los ministros determinaron que Jalisco debe reconocer el matrimonio entre parejas del mismo sexo. No. En Zapopan, los tres candidatos a la alcaldía que aventajan en las encuestas de intención de voto –entre quien parece saldrá el próximo presidente municipal del segundo territorio más importante en el estado- respondieron por separado y les bastaron escasos minutos para dar una postura contundente: Coinciden en que tales uniones tienen derecho a ser reconocidas legalmente y gozar de los beneficios de las parejas heterosexuales, pero bajo otra figura jurídica… que no debe llamarse matrimonio. Pablo Lemus Navarro, de Movimiento Ciudadano (PMC);Guillermo Martínez Mora, del Partido Acción Nacional (PAN),y Salvador Rizo Castelo, del   Partido Revolucionario Institucional(PRI), se suman así a otros personajes públicos que se mantienen dentro del rango de lo políticamente correcto, sin arriesgarse ante una sociedad calificada de conservadora pues, si bien admiten una realidad–las uniones entre personas del mismo sexo-, no apoyan el matrimonio igualitario. Y sin embargo, aseguran que respetan la “diversidad”. El ex secretario de Desarrollo e Integración Social del estado, Salvador Rizo, comentó que es suficiente la ley de Convivencia(sic), refiriéndose a la Ley de Libre Convivencia del Estado de Jalisco que en octubre de 2013 fue aprobada por el Congreso local, la misma que fue impulsada por otro contendiente a la presidencia municipal de Zapopan:

El diputado con licencia, Enrique Velázquez González, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), hoy cuarto en la intención de voto según varias encuestas. Rizo dijo estarde acuerdo en que exista dicha legislación "y que puedan ellos darles los derechos que tanto reclaman”.Por su parte, Guillermo Martínez afirmó que no es ‘mocho’y al igual que el Papa Francisco-de quien dijo ha comentado se debe “estudiar el término de respetoa la diversidad”-, él respeta la diversidad, pero no avala el matrimonio igualitario por los traumas que podrían generarse en los niños que crezca n con parejas del mismo sexo. En tanto, el empresario Pablo Lemus expuso estar a favor de “darles derechos a las personasque, independientement e de suspreferencias sexuales, se quieranunir”, pero también se manifestóen contra del matrimonioigualitario por la posibilidad deque les permita adoptar hijos yse afecten así “los derechos deterceros”.Un dato curioso: Ningunode los tres candidatos entrevistadosusó términos comoparejas homosexuales, parejasgay o parejas de lesbianas, sólousaron expresiones genéricaspara referirse a este sector de lapoblación, como puede observarseen sus respuestas textuales.

A viva voz

Pablo Lemus Partido Movimiento Ciudadano

Yo estoy a favor de darles derechos a las personas que, independientemente de sus preferencias sexuales se quieran unir, que tengan derechos legales, derechos jurídicos, para proteger su patrimonio, para proteger su unión. Estoy totalmente a favor de ello. A través del matrimonio igualitariono, porque esto implica que se afecten derechos de terceros, es decir, cuando hay un matrimonio igualitario se tiene también la posibilidad de la adopción y con ello se afectan derechos de terceros, en este caso de un niño. Por esto estoy en contra del matrimonio igualitario, pero estoy totalmentea favor de que se les den derechos a las personas que independientemente desus preferencias sexuales se quieran unir. Eso, estoy totalmente a favor".

Guillermo Martínez Mora Partido Acción Nacional

Yo no soy mocho. Creo firmemente y respeto la diversidad. Quien es mi máximo jerarca de la Iglesia, el papa Francisco, ha dicho que es necesario que la propia Iglesia empiece a estudiar el término de respeto a la diversidad, mas hay un principio natural que es al que yo me voy fundamentalmente. No puedo aceptar el matrimonio igualitario, porque un matrimonio es aquel donde la unión de dos personas genera vida. La unión de dos personas del mismo sexo, sabemos que la naturaleza humana no se lo permite;independientemente del respeto al fruto, en el caso de adopciones. El trauma que un niño puede vivir y está demostrado científicamente, los efectos que tiene, intelectual, psicológico.

Salvador Rizo Castelo Partido Revolucionario Institucional

Creo que ya hay una ley, la Ley de Convivencia que inició a partir del año pasado, entiendo 2014, y bueno creo que ahí se contemplan todos los derechos que reclama cualquier persona para poder ser parte de esta figura que no se refiere como matrimonio, pero sí se refiere a una figura que le da certeza, estabilidad y seguridad a esas relaciones entre personas. Llamarle matrimonio yo creo que no. Yo creo que la figura del matrimonio está definida y tiene sus antecedentes muy claros. Tenemos que ser muy respetuosos de la libre convivencia y yo estoy de acuerdo en que exista una ley y que puedan ellos darles los derechos que tanto reclaman".