Buscan que no haya privilegios para nadie en operativo con alcoholímetro

El alcalde de Guadalajara apoya que se establezcan medidas drásticas en el operativo.

Guadalajara

"Parece que la única manera es establecer medidas más drásticas que nos obliguen a todos, en donde no haya privilegios para nadie y que todos vayamos midiéndonos y corresponsabilizándonos para salvaguardar la integridad física sobre todo de nuestros jóvenes", enfatizó el alcalde de Guadalajara acerca del operativo con alcoholímetro que comenzará el próximo 15 de noviembre en la zona metropolitana, para el que, de acuerdo al comisario de la Policía Vial, Francisco Javier Poe Morales, habrá cero tolerancia para hombres, mujeres, guapos, niños cool y famosos.

"De lo que se trata es de tener un reglamento y obviamente la aplicación del mismo que nos ayude a evitar accidentes que nos ayude a cada día y cada fin de semana la cantidad de accidentes se mantiene o crece", dijo el alcalde de Guadalajara.

Además de mostrar su aprobación por que el operativo no sea tolerante con algunas personas, también dijo estar de acuerdo en que sea permanente, "por supuesto, los operativos no sirven de nada cuando no tienen continuidad o cuando no se aplican como acciones permanentes. Si queremos verdaderamente modificar las conductas, no puede ser de un día y olvidarnos los demás, tiene que ser todos los días".

Ramiro Hernández indicó que se trata de acciones metropolitanas, por lo que Guadalajara también contribuirá en el operativo en el que se remitirá a la Curva a los conductores alcoholizados, "no se trata de un municipio u otro, vamos a entrarle todos, al final es una ley que nos obliga a cumplirla a todos y aplicarla como autoridad cada uno de los municipios".