Buscan a cómplice del asesino de canadienses

Los homicidas, quienes son hermanos, creyeron que la mujer vivía sola, por eso entraron a robar.
Los hombres estuvieron drogándose e ingiriendo bebidas embriagantes una noche antes del asesinato
Los hombres estuvieron drogándose e ingiriendo bebidas embriagantes una noche antes del asesinato (Jorge Martínez)

Guadalajara

Continúa prófugo uno de los dos hermanos albañiles que asesinaron a una pareja de ciudadanos canadienses en su casa de descanso en el poblado de Ajijic, Chapala; de acuerdo con las primeras investigaciones, se confirmó que irrumpieron en su domicilio para robarlos.

Estuvieron drogándose e ingiriendo bebidas embriagantes la noche anterior a cometer el crimen, el sábado 8 de febrero, y fue Julio César Castillo Casillas, alias La Tuna, quien tuvo la idea de robar a la pareja de ancianos, pues había trabajado en la construcción de una casa vecina y creía que la escritora canadiense Nina Discombe vivía sola, dijo el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco.

“Dicho individuo, de oficio albañil, cuenta ya con antecedentes penales por el delito de robo a persona y el de allanamiento de morada. Esta persona se encuentra a disposición del Ministerio público y se integra una averiguación previa en su contra por su presunta responsabilidad en la muerte de los señores Nina Marianne Discombe y Edward J. Kular”, explicó Nájera Gutiérrez de Velasco.

El domingo 9, por la mañana, los albañiles entraron a la casa donde los extranjeros tenían apenas viviendo por seis meses y, al encontrar resistencia, los mataron con un cuchillo de cocina y una estatuilla de madera, según las investigaciones. La mujer de 72 años y el hombre de 84 quedaron muertos en la zona cerca de la sala de la casa en el fraccionamiento La Floresta.

La fiscalía esperaba hasta ayer que les concedieran una orden de cateo para ingresar a la finca donde La Tuna confesó haber guardado parte del botín, declaró el fiscal. De los 7 mil 600 pesos del efectivo que robaron, a Julio César le tocó la mitad y ya la había usado para comprar drogas y ropa; además, se llevaron una pantalla plana, una lavadora, una aspiradora, una máquina de coser, tarjetas de crédito, una cámara fotográfica digital y la camioneta Dodge Caravan verde de la pareja, que fue encontrada después abandonada en Tlachichilco, Poncitlán.

“Los cuerpos permanecen aquí, ya tuvimos comunicación con las autoridades canadienses, nos dicen que los familiares no están en posibilidad aún de venir por los cuerpos y ellos no pueden ser entregados si no es a la autoridad consular o a los familiares”, explicó el funcionario acerca del proceso legal de entrega, “si los familiares piden el apoyo a la autoridad consular, se le entregarían a los mismos”.  

Claves

El caso

-Dos sujetos fueron señalados como los responsables del doble homicidio, uno de ellos logró escapar

-El crimen fue cometido cuando los presuntos responsables estuvieron consumiendo drogas y bebidas embriagantes

-Julio César Castillo Casillas cuenta con antecedentes penales por robo y allanamiento de morada

-El hombre fue asesinado de un golpe en la cabeza, mientras que la mujer recibió una cuchillada