Busca Ecología en Tepa edificar centro antirrábico

También se les otorgará registro legal a sociedades protectoras, para que participen en el control de animales callejeros.

Tepatitlán

Luego de la polémica suscitada por los perros en situación de calle en Tepatitlán, donde el entonces director de Ecología del municipio aseguró que los canes sin dueño eran sacrificados con descargas eléctricas, se dio un enroque entre el área mencionada y el vivero municipal, y el nuevo director asegura que se está en pláticas para formar un centro antirrábico en la ciudad y se está buscando también que organizaciones protectoras de animales se involucren de forma oficial en el tema.

Moisés Hernández, quien era director de Ecología y había declarado que los perros eran electrocutados, fue transferido al vivero municipal, donde estaba a cargo René Ramos Villarreal, que intercambió el puesto con Moisés.

Luego de varios días del cambio, Ramos Villarreal informó que ahora como director de Ecología y por órdenes del presidente municipal, se ha estado buscando una salida más responsable al problema de los perros callejeros y su disposición, asegurando que se han sostenido reuniones con dependencias involucradas en el tema, como Protección Civil, la Secretaría de Salud Jalisco y el Centro Universitario de Los Altos, que colaboran con el control de animales sin dueño, a fin de que todos conozcan las normas y reglamentos de protección y tratamiento de perros y gatos encontrados en la calle.

También -refiere el nuevo director- se han tenido acercamientos con asociaciones civiles que tienen como objetivo el cuidado y protección de los perros callejeros, para que se registren legalmente ante las autoridades correspondientes y el ayuntamiento los pueda apoyar y encomendar tareas en la labor de disposición de este tipo de animales.

Por último, Ramos Villarreal dio a conocer que se está buscando construir un inmueble que funcione como antirrábico, para lo cual se tiene contemplado un terreno que es propiedad municipal, del cual, si se aprueba su uso, en breve se construiría un centro de control animal, con las especificaciones que marca el sector salud, para que los perros y gatos callejeros capturados tengan un lugar digno dónde ser depositados y ser sacrificados de la manera menos cruel y apegada a la ley, en caso de que no sea reclamado por su dueño ni sea pedido en adopción.