Atrapan los felinos

La espectacular producción Cats que ha cautivado al público en Londres y Broadway llegó al teatro Diana.

Al escuchar la tercera llamada, los 30 actores que participan en el musical Cats se olvidan  que son humanos y adquieren movimientos de felinos.

Además de la caracterización con pelucas, maquillaje y larga cola. Interpretan el papel realizando gestos, intensas miradas, ronroneo y hasta lamen sus extremidades.

Cuando salió a escena la manada de gatos, el público que asistió ayer a la primera de las seis funciones en el teatro Diana, quedó sorprendido con la producción que ofreció juegos de luces, efectos especiales, intensas coreografías, colorido vestuario, armonía en las voces y música ejecutada en vivo.

Cats es un musical basado en el Old possum’s book of practical cats de T. S. Eliot y con música de Andrew Lloyd Webber, el cual trata sobre los gatos jélicos y el renacimiento de uno.

Un basurero es el punto donde se reúnen cuando llega la noche los gatos de diversas personalidades, los cuales se ocultan entre objetos abandonados como un televisor, un carro y tubos. 

Lila Deneken realiza el dramático papel de Grizabella. La cantante se alejó del glamour cubrió su rubia cabellera con una peluca negra y su cuerpo con una abrigo desgastado ya que es la gata rechazada y en decadencia.

Y con una entrada espectacular, colgado de una especie de liana arribó Punk Rock Terco, personaje interpretado por Juan Carlos Casasola, quien acaparó las miradas y aullidos de las gatitas.

Durante el intermedio, el público realizó una larga fila para subir al escenario y tomarse la foto del recuerdo gratuita con el sabio gato Matusalén.

Al finalizar cada coreografía, se escuchó la ovación de los asistentes al reconocer el esfuerzo, precisión y coordinación que realizan los actores en la ejecución de las piezas musicales debido a que además de bailar, también cantan.

Este viernes y sábados el montaje Cats ofrecerá funciones a las 18:30 y 21:30 horas.