Aportaciones del Ipejal se destinaron al pago de deudas

El municipio tapatío tiene un convenio de pago, pero es uno de los que más adeuda.
El Instituto de Pensiones cerrará el año con una deuda de más de mil millones en cobranzas jurídicas.
El Instituto de Pensiones cerrará el año con una deuda de más de mil millones en cobranzas jurídicas. (Milenio Digital)

Guadalajara

Con la misma tranquilidad con la que ha abordado el tema de los ambulantes, el caso de Elisa Ayón y el de la deuda heredad por la anterior administración, el alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández García, declaró que no se investigó el destino que se le dio a las retenciones patronales y de afiliados que se dejaron de aportar al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), simple y sencillamente porque se fueron para pagar otros pasivos.

“El destino es muy sencillo, es cubrir también otros pasivos, lo que tenemos es ya un compromiso firmado, establecido con Pensiones en el sentido de que lo que se debe se paga”, destacó.

Esto, dijo, tal y como lo hacen todos los municipios que adeudan al Ipejal, “No es Guadalajara, son los municipios y son las dependencias que tienen adeudos con Pensiones”

El presidente municipal aseguró que todos los adeudos que se tiene con Pensiones se van a pagar, “hay un convenio hecho para cubrir los pendientes que se tienen con Pensiones”.

Esto, luego de que este medio diera a conocer que Guadalajara es uno de los tres municipios (además de Puerto Vallarta y Tonalá), que adeudan más de la mitad de la deuda general que tienen 26 entidades gubernamentales con Pensiones por la no aportación de las retenciones.

Pese a que estos recursos son de los trabajadores y no deberían utilizarse para ningún otro fin, salvo el de reportarlos al Ipejal, los municipios como es el caso de Guadalajara, desde la pasado administración utilizó el dinero de forma discrecional, sin reportar el destino que se le dio a ese monto, por lo que pese a que se debió haber investigado, el alcalde tapatío ahora responde que no lo hicieron porque sabe que se fueron a otros gastos, eso sí sin dar informe.

En diciembre de 2012, Guadalajara adeudaba 294.4 millones de las aportaciones de los afiliados y 116.7 millones de las patronales.

Al último corte del Ipejal correspondiente al mes de noviembre de 2013, el municipio tapatío adeudaba 167.8 millones de pesos dentro de cobranza jurídica, sin embargo se reporta una deuda de Guadalajara de 253.1 millones en la entidades con convenio de pago.

El Ipejal cierra el año con una deuda general de más de mil millones de pesos, de los cuales 830.1 millones se encuentran en cobranza jurídica, 7.2 millones en  cobranza administrativa, y 409.8 millones en convenio de pago. 

De los municipios que han incumplido con los pagos, se encuentran el municipio de Ocotlán con un adeudo de 291, 886 pesos, el de Tamazula de Gordiano con 2.4 millones y el de Tala con 9.9 millones.

 

Frases:

“El destino [que se le dio a los recursos no reportados al Ipejal] es muy sencillo, es cubrir también otros pasivos, lo que tenemos es ya un compromiso firmado, establecido con Pensiones en el sentido de que lo que se debe se paga”.

“No es [sólo] Guadalajara, son los municipios y son las dependencias que tienen adeudos con Pensiones”.