Ciudadanos piden a diputados auditar a Alonso Godoy

Les reclaman que no cumplan con la obligación que les marca la ley
En el 2009, Héctor Romero Fierro fue uno de los candidatos a ocupar el cargo de la ASEJ.
Para quienes firman la carta entregada a los diputados, es “de la mayor gravedad” que los diputados no cumplan con las funciones que les concede la ley para controlar el buen desempeño de la ASEJ. (Chema Martínez)

Guadalajara

Ciudadanos de diferentes organizaciones civiles entregaron un escrito a los diputados locales, en el que cuestionan que los legisladores no cumplan con la obligación que les marca la ley, para auditar a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco. También, porque a pesar de que todos los entes que reciben recursos públicos deben someterse a auditorías de desempeño, esto no ha sucedido.

La reforma aprobada en 2009 a la Ley de Fiscalización en el Estado, estableció que la revisión del gasto de la ASEJ, corresponde a la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, a través de la Unidad de Vigilancia.

Cuando se preguntó al actual presidente de la Comisión de Vigilancia, el diputado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Manuel Alatorre Franco, por qué no había cumplido con esta tarea, dijo que no era su atribución. Luego, cuando fue exhibido por su desconocimiento de la ley, corrigió y aseguró que no tenía recursos para cumplir con ese trabajo.

Para quienes firman la carta entregada a los diputados, es “de la mayor gravedad” que los diputados no cumplan con las funciones que les concede la ley para controlar el buen desempeño de la ASEJ.

Señalan que “con los antecedentes por todos conocidos respecto al actuar del auditor superior (Alonso Godoy Pelayo), causa suma intranquilidad que el presupuesto asignado a esta instancia se ejerza sin los suficientes contrapesos y que, como razón de ello, se argumente la falta de personal y fondos”.

Al no cumplir con sus obligaciones, afirman, no se garantiza “una efectiva fiscalización de la función y los fondos públicos, que ésta sea ejercida con absoluta transparencia, rindiendo cuentas puntualmente sobre la observancia de la ley y el uso honesto y eficiente de los recursos públicos que es lo mínimo que, como servidores públicos”, los diputados deben hacer.